Entre otras cosas, es para criticarlo bien, porque tiene muchas faltas. Es una obra en proceso, o sea que las notas fueron retocadas, y reiteran varias veces los mismos temas. Para escribirme, hacerlo a juanchaves.baires@gmail.com.

martes, 28 de septiembre de 2021

Sobre la etimología del embarazo

 Las definiciones etimológicas sobre el embarazo dan muchas vueltas, citando a Joan Corominas y al vocablo portugués "embaraço" y dando los significados de "lazo", "impedimento", "estorbo" y "pregnancia", entre otros, pero sin remitir al embrión, una palabra de origen griego, anterior al latín. El embarazo empieza con una embrionización, que después continúa con fetos, pero los griegos, al embrión, le dieron el significado del brote, así que no sería raro que el embarazo remita al embrión. También es una referencia creable, aunque no se la haya establecido en el pasado.

martes, 21 de septiembre de 2021

Crisis financieras y crédos equivocados

 Hay una relación entre las equivocaciones crédicas y las crisis financieras, porque la economía se basa, entre otras cosas, en la confianza. Los actores económicos confían en los negocios que entablan, en parte según su fe, aunque también por su experiencia y sus saberes, pero, si los credos son erráticos, a la larga causan faltas productivas que hacen que los negocios se tornen insostenibles, y de allí la pérdida de la confianza puesta en los emprendimientos.

jueves, 16 de septiembre de 2021

Sobre el origen del vocablo "América"

 La idea más aceptada es que "América" viene de Américo Vespucio, pero hay una teoría que dice que viene de "amerrique", una palabra maya quiché que era usada para designar a unas montañas nicargüenses. Cf., de Atawallpa Oviedo Freire, "El nombre América viene de los Mayas y no de Vespucio" (sic), en América Latina en movimiento, ALAI, Quito, 14 de septiembre de 2021, edición digital. Esta teoría fue enunciada antes por Jules Marcou en Nuevas investigaciones sobre el origen del nombre América, y se basa en que en las primeras impresiones en que se menciona a Vespucio se lo hace con nombres como "Albericus", y otros parecidos a "Alberto", pero las cartas que escribiera el marino parece que no fueron firmadas por él, lo que explicaría que los editores de imprenta le pusieran mal el nombre. Para cotejarlo bien habría que ver las originales y un archivo genealógico de la familia Vespucio que debe estar en Florencia, aparte de verificar que no hayan sido adulterados, porque el tema es disputado al menos desde 1888, cuando se publicó en Managua esa obra de Marcou.

martes, 7 de septiembre de 2021

De que el género se hace al crecer

 Me parece que antes dejé mal asentado el tema, por lo que, por las dudas, lo rescribo. El sexo es de nacimiento. Se nace macho, hembra o intersexual. El género, en cambio, se crea al crecer. El varonil depende de que la persona se incline a las actividades bélicas, ya que "vir", la palabra latina de la que viene "varón", remite a la guerra, como el "war" inglés. El mujeril tiene una etimología menos precisada, se lo asocia a la molienda, aunque sin mucha certeza, pero tiene sentido porque la cocina, característica de la molienda primitiva, la de moler a mano con mortero, es una tarea más propia de mujeres que de varones. Si esa es la etimología exacta de "mujer", ambos términos serían aproximativos, porque designarían a tipos de actividades refiriéndose sólo a dos, la de guerrear y la de moler. Cf. "mujer", "varón" y "virtud" en Et. de Ch., ob.cit. La caza primitiva, en que se luchaba contra animales grandes con piedras, lanzas y arcos flechados, es parecida a la guerra, y debieron hacerla más los varones, por la fuerza que demanda, mientras que las mujeres se habrán quedado más cerca del fuego, preparando la comida, sobre todo en los períodos de embarazo y lactancia, pero también mucho durante la crianza de niños, niñes y niñas.

 Hay una determinación del sexo sobre el género, porque la forma del cuerpo determina sus capacidades para la práctica, pero no es una determinación absoluta, lo que explica que el transgenerismo sea minoritario. Sin embargo, se lo puede ampliar más o menos, pero hay que hacerlo bien.

¿Qué defensa de la propiedad privada debiera haber?

 Con el liberalismo se estableció la defensa de la propiedad privada, aceptable, salvo excepciones, para los bienes menores, como la ropa, los utensillos de cocina, los muebles y las casas, y el socialismo pretende inhibir la de la tierra y las empresas, para que éstas pasen a ser potestad de sus trabajadores, pero la socialización compulsiva tampoco sería siempre justa, por lo que habría que encontrar un mejor criterio, que podría ser el de la defensa de la propiedad privada honesta, es decir, que se podrían socializar la tierra y las empresas cuyos dueños fuesen grandes delincuentes, así como habría que promover que los dueños honrados accedan voluntariamente a compartirlas, ya que, si eso fuera bien hecho, saldrían ganando en calidad de vida. En un período transitorio, esto debiera ser acompañado con una política salarial que reduzca la plusvalorización hasta un nivel aceptable, ya que su contracara es la subvaloración de los trabajadores pobres, que se da mediante salarios bajos. Además estarían, para resolver, las otras condiciones laborales. La socialización de las empresas quebradas con fraude serviría de ejercicio para los trabajadores que las gestionaran y de ejemplo para quienes permanecieran en el sistema predominante, pero, como los asalariados también podrían cometer fraude al gestionar las empresas, tendría que haber mecanismos preventivos y sancionatorios para solucionarles.

miércoles, 14 de julio de 2021

Vuelta sobre lo vegetal y lo animal

 Es una dicotomía equivocada, por un lado, porque lo vegetal es lo creciente. La palabra latina "vegetare", de la que viene "vegetal", significa "acrecentarse", y, por otro, "animal" viene de la griega "neuma", referida a la respiración, los pulmones y el aire, que en latín se reprodujo como "anima", la cual quiere decir "alma" y está en el origen de la de "animal". Entonces, lo vegetal es lo creciente y lo animal lo respirante, lo que da cuenta de que el tema está mal planteado porque tanto los que llamamos animales crecen como los llamados vegetales respiran. En el mundo antiguo no se había descubierto mucho la respiración de las plantas, demostrada por Jan Ingenhousz entre 1771 y 1772, por lo que los hombres no la conocieron tanto, por lo que puede que les pareciera que ellas no respiraban, y de ahí que se les nombrara como seres que crecen en vez que como respirantes, pero igual se cometió la incoherencia de no incluir a los vivientes de sangre roja, que también crecemos, dentro del grupo de los vegetales, y también hay crecimientos no vivientes, como cuando erupcionan los volcanes, en que la lava se les acrecienta, pero aún así no viven.

martes, 13 de julio de 2021

La teoría y los dioses

 "Teoría" parece venir de "theo", que significa "dios" en griego, pero la teoría es el pensamiento. Más que con mirar, o ver, se emparenta con el pensar. Entre recibir los fotones provenientes de las estrellas y pensar hay una diferencia, mediada por el tacto, debido al calor de la luz, y por la visión. Luego, se piensa, entre otras cosas, en los dioses, de las formas en que se les concibe.

jueves, 1 de julio de 2021

domingo, 27 de junio de 2021

Teología equivocada y explotación

 La explotación, entendida como lesividad, como la práctica que lastima a las personas, se vincula a los errores de la teología, porque la teología define las metas supremas del orden social, pero el ateísmo también tiene sus fallas, e incluso el teísmo verdadero es insuficiente si no se esparce mucho en la sociedad, y no alcanzaría para todo. Para que se defina bien la teología se tiene que reconocer bien la realidad.

 La explotación del capitalismo monoteístico, llamado "liberal", llevó a que la pandemia impacte más fuerte en la humanidad porque, al enfermarse los hombres debido al capitalismo, aumentaron las comorbilidades que conducen a que se agrave el daño producido por las infecciones coronavíricas. Una cuestión es lo anímico: el pesimismo de la crisis actual nos sacó parte de las ganas de vivir, pero a esa se agregan otras tantas, en particular las de las heridas de los tejidos menos internos, como los de los huesos, los órganos digestivos y los músculos. El liberalismo promueve la libertad, de allí su nombre, pero hay que ver cómo lo hace, y con qué resultado, para concebir qué hace falta para que se logren bien sus metas honradas y para descartar las perniciosas.

viernes, 25 de junio de 2021

Masificar bien el heroísmo

 La etimología del heroísmo no está clara, pero los héroes fueron grandes guerreros, quienes vistieron armaduras, de metal desde la era metalúrgica. Los mitos heroicos que conocemos son herreros, pero también bélicos, o sea, que también la palabra puede venir de la guerra. El heroísmo es parte de la lucha de clases, o sea, que es importante, pero entonces hay que organizarlo bien, ya que un belicismo mal ordenado sería perdedor. Debiera ser mínimo, contenido por un pacifismo general, y darse con la prudencia suficiente, pero a esto último la guerra no lo permite.

martes, 22 de junio de 2021

Del materialismo histórico

 La definición así redunda, porque tanto la materia actúa como los hechos son corporales, pero no es una mala redundancia, porque la materia se refiere más a las cosas que a sus acciones y la historia más a los hechos que a los cuerpos. El origen etimológico de la materia no está claro. Se dice que es por la madera, pero, como es una concepción de la realidad, es más próximo a las cosmovisiones centradas en la idea de la tierra como madre, que tampoco son holistas lo suficiente porque priorizan mucho a la Tierra, ni es del todo verdadera la divinización que se le hace, ni la idea de que sea una madre. La Tierra es como una madre, la matriz en que nacimos, pero no tiene conciencia ni voluntad propias, porque es un planeta. Es un ser no viviente, en el que se da la vida. Tiene esas facultades por sus seres vivos, que estamos en ella y por ella, aunque no sólo por ella, pero ninguna de las dos está dentro de ella misma, sino en miembros de su superficie, tanto la continental como la oceánica, que también contiene. Una es aérea y la otra acuática, y ambas reciben la luz de las estrellas, una de las cuales es el Sol, la más cercana a este planeta. Si hay algo por fuera del universo que conoce la humanidad, existiría a la vez que nosotros, aunque no lo notemos, pero no sabemos qué hay, ni tampoco cierra que haya nada, salvo que la nada en verdad sea algo. Sería nada de lo que conocemos, pero algo en sí mismo, y podría atravesar el universo que habitamos, en una escala inadvertida, una dimensión de la realidad a la que ignoramos, como lo previo al gran estallido que postulamos como inicio del tiempo. Tal vez esta dimensión no exista, pero sí es verdad que es difícil sostener que el big bang saliera de la nada. ¿Qué hubo antes de ese entonces? ¿Nada? ¿Y por cuánto tiempo estuvo así? Si hubo tiempo, algo hubo, y, si no, ¿porqué empezó? Es más factible que nuestro universo conocido provenga de algo a lo que ignoramos, ya que no se entiende cómo es que de la nada pudo surgir todo lo que reconocemos.

lunes, 21 de junio de 2021

Del mito de la aureola

 La idea de que con la obediencia a las reglas clericales la gente se hace angelical es de la época metalúrgica, en particular por el manejo del oro, que es el que le da el color y el nombre a la aureola, un metal muy apreciado por su dureza, más que la plata, el bronce y el acero, con que se acuñaran las monedas más valuadas, las obras de arte más caras y algunas de las reliquias y utensillos más exquisitos. La figura del diablo suele hacerse con un tridente metálico, o sea, que es metalúrgica, pero hay figuraciones suyas que no incluyen elementos de metal, como habrán sido las neolíticas y las previas. La idea del diablo se asocia al fuego y a la caza, porque tiene cuernos animales, a los que la humanidad manejó mucho después de cazarlos, es decir, que el tema se habrá empezado a gestar desde que se inventaron las armas afiladas en el paleolítico, y después ha de haber incorporado más cuestiones según se modificaba el dominio humano por sobre las otras especies de animales de presa. Lo divino es más vegetariano, pero en el marco de una distinción falsa, que señala nuestras bestialidades de alguna forma mentirosa.

Sobre la acusación de infantilismo que se hace en la izquierda

 La comprensión viciada del infantilismo que hay en la izquierda lleva a una acusación que se hace frecuentemente en falso. Se asocia la actitud de la niñez, o adolescente, con la irresponsabilidad política, confundiéndolas con el habla más simple, cuando lo que se quiere reclamar es un acto que falta, pero se lo menciona denostando la falta de habla, ya que lo infantil, en sí mismo, es lo no fonativo, que tampoco es propio de bebés y niños, quienes fonan mucho, y fuerte, sobre todo cuando lloran y gritan. Es una crítica que tiene su valor pero que no consigue lo que busca porque está mal formulada, por lo que no permite que se entienda bien el problema al que apunta. La evasión política puede ser una falta, aunque no siempre lo sea, ya que no es siempre absoluta, y puede tener motivos legítimos a los que se ignore, pero además, para corregirla bien hay que tratarla de verdad. Lo infantil es el mutismo, el cual no siempre está despolitizado. La escritura es una práctica no fonante, y sin embargo puede politizarse, para mal y para bien. La equivocación reside en que se toma al núcleo "fari" como habla en vez que como fonación, y se supone que ésta no es la primera forma de hablar. Cuando los bebés fonan, se hacen oir, lo que implica una comunicación oral. La fonación es la emisión de sonidos de la garganta, que en la humanidad y en otras especies se da con las cuerdas vocales, y tiene extensiones y calidades. A lo que se refiere cuando se condena el infantilismo es a la inmadurez política, que puede justificarse si se busca mal la madurez pero que también puede merecer que se la cambie, pero entonces habría que definir bien cómo, y la sociedad no siempre tiene la buena razón necesaria para hacerlo bien.

 Más de verdad el asunto es más complejo porque fonar es emitir sonidos de la índole que fuere, como hace el xilofón, que suena desde la madera. Lo infantil, entonces, es lo silencioso, que también es político porque quien sea silencioso se vincula con su sociedad, que es de muchos. El pensamiento que se hace en silencio tampoco es silencioso del todo, ya que las ideas resuenan en la mente. Mientras que la humanidad se componga de muchas personas, cada humano será político, porque existirá entre muchos de su especie, con quienes convivirá y para lo cual interactuará. Más en serio, siempre se coexiste con muchas cosas, o sea, que de cierto modo siempre se es político mientras que se exista, pero solemos tratar al tema como política humana, con las acepciones previas poco concientes.

sábado, 19 de junio de 2021

Del pro-sistemismo crítico

 Una crítica positiva al sistema vigente debiera ser pro-sistémica, esto es, defender que haya un sistema, y defender los aspectos valorables del vigente, pero también cuestionarle los malos. Una crítica negativa puede valer, según cómo sea, pero para eso tiene que adoptar un anti-sistemismo no absoluto. Tampoco la positiva es necesariamente verdadera.

jueves, 17 de junio de 2021

La connotación del orden

 Cuando se quiere decir que algo anda mal se dice que "anda como el orto", lo que a veces se entiende como que anda para el culo, dándole al traste un significado peyorativo, y hasta pudiéndose insinuar que el sujeto del enunciado busca ser cogido por atrás; pero más se refiere al orden, queriendo decir que esa cosa funciona como el orden vigente, que hasta ahora fue bastante fetichista, por lo menos el urbano. La palabra "orto" remite tanto al recto anal como al orden social, y ambos son órdenes, por lo que a ambos se los tematiza como tales. La idea de la urdimbre funciona tanto para sus escalas más complejas, como los textos escritos en computadoras, de tecnología posterior, como para las previas, que llegan a lo subelectrónico y tienen sus relaciones.

domingo, 13 de junio de 2021

La química, la quema y la efe

 Se dice que la idea de la química viene de la palabra árabe "kimiyá", referida a la piedra filosofal, de la egipcia "khem", que significa "tierra negra", y de la "chemia" griega, con el origen hipotético de "gheu", al que se define como "fusión de líquidos" y se vincula con los vocablos "fundir", "fútil" y "géiser", dos de los cuales tratan de quemas, ya que las fundiciones y los géiseres las requieren. Para el segundo, se traduce "fundere" como "vertir" sin remitir a la fundición, algo que los egipcios antiguos hicieron mucho para la metalurgia, para la cual quemaron mucha leña bajo recipientes de barro cocido, cuyos residuos fueron trozos renegridos de cerámica chamuscada, en una actividad decisiva para el imperio por la fabricación de las armas metálicas y de los instrumentos de trabajo y en que la vertida de metales derretidos fuera muy importante, una obra de ingeniería, aunque no crearan oro con plomo. La técnica de la metalurgia egipcia, de fundición en ollas grandes de barro cocido y enfriamiento en moldes, después se aplicó en la región creto-micénica y en el Lacio. En la digestión alimentaria, el bolo estomacal pasa al intestino hecho líquido tras recibir los ácidos gástricos, que lo descomponen, de lo que se hace un jugo espeso que después se solidifica y excreta. La definición egipcia es anterior a la griega porque la humanidad llegó antes a la zona de Egipto que a la de Grecia, y ya desde entonces se preocupaba por los temas de la química, pero entre que llegó a Egipto y que se inventó la metalurgia pasaron decenas de miles de años, y entre que se estableció en lugares fijos, ya en el neolítico, y que se desarrolló la fundición de metales, transcurrieron miles. A la fusión objetiva se la suele hacer con fuego, cuyo nombre empieza con el monema "fu", una raíz en debate, pero la interna es líquida, aunque los estados de la materia son algo relativos. Ambas causan calor e involucran combustible, como el metabolismo celular. Los residuos de la quema son grisáceos y negros, y los de la digestión humana amarronados, pero terminan siendo negros tras ser redigeridos y excretados por insectos y microorganismos, y por la acción de los cuerpos inertes, como la luz solar. La fusión interna es muchísimo más vieja que la externa hecha adrede por nosotros, la de chispear con piedras o incendiar hojas con fricción, pero la espontánea precede a la gástrica por mucho más tiempo, ya que viene desde la gran explosión que inició al universo que conocemos. Puede que la tierra blanda provenga toda de la descomposición excrementaria, y una parte es negra como el carbón, pero también la hay de otros colores. Cf. "química" y "fútil" en E. de Ch., ob. cit.

 Al fundir se hunden cosas dentro de un cuenco y se las foguea, lo que se reproduce en la efe de la palabra y en la expresión que le sigue, como si dijera "a fuego hundir". A la vez, el fuego suena como la efe, sobre todo si la leña que se enciende está húmeda, como ocurrió mucho en nuestra etapa primitiva porque se la guardó menos bajo techo.

miércoles, 9 de junio de 2021

¿Tiene la justicia un vínculo nuclear con el goce?

 La etimología dice que la idea de la justicia viene de la latina de "ius", a la que se traduce como "derecho" y como "justicia", la última de las cuales redunda, y la primera definición no ahonda más en el asunto, por lo que el significado primario de la justicia queda poco claro. Así como se la define, el derecho queda como justo, cosa que no es del todo, pero también se dificulta perseguirla porque no se sabe bien qué es. ¿Qué es la justicia en sí misma? Hay una acepción para "ius" que es la del jugo, que se aplica a caldos y guisos, y eso tiene algún sentido porque la alimentación es necesaria para vivir, por lo que es justo obtenerla, pero la justicia no se acota a lo alimentario. Si la justicia proviniera del jugo, sus significados secundarios podrían darse por analogía, lo que es factible pero hipotético, o sea, que hay que discernirlo. También ocurre que los jugos, caldos y guisos son sabrosos, por lo que se les disfruta. El fin de la justicia es el disfrute bien medido de la vida, por lo que puede que tenga un vínculo semántico nodal con el goce, y el goce lo tiene con el gusto.

Cf. "justicia" en Etimologías de Chile y "ius" en el diccionario etimológico de latín de Santiago Segura Munguía, obs. cit.

domingo, 6 de junio de 2021

Sobre la decadencia de la izquierda

 La izquierda es algo decadente porque, como parte suya está sobrepropietarizada, por su condición de clase alta, o media alta, heredera de bienes plusvalóricos y/o ganadora de ingresos envidiables, ese sector necesita descender socialmente para igualarse con la mayoría de sus semejantes, en particular para satisfacer sus anhelos amatorios, matrimoniales, amicales y garcheros, pero también demanda el socialismo para trabajar como se debe y en la búsqueda de que la especie se organice bien en general. En este caso se trata de una decadencia bastante beneficiosa, porque busca la igualdad social y la socialización de los bienes que posee de sobra y que la perjudican, pero no está reconocida abiertamente, y coexiste con la perversa, muy extendida en la sociedad y entremezclada con la culpa propietaria, dada por el dominio humano de la naturaleza, el patronazgo de los dueños sobre sus obreros y el patriarcado reinante, entre otras fuentes de desigualación nociva, todo esto tan mal organizado y que se agudiza por el desarrollo de la lógica desacertada del ecumenismo, que transcurre a la par de la crisis económica, política, ecológica y sanitaria, configurando un colapso productivo integral, peor de lo que fue la historia mal deificada en gran parte de su recorrido. Es el segundo milenio de la historia cristiana, con su lógica bíblica, que a su vez tiene pasado abrahámico, como de diecisiete siglos antes de que naciera Cristo, o sea, que tras cerca de 37 siglos de la historia bíblica la humanidad, liderada por un ecumenismo judeocristiano, está en una crisis severa, pero no es la primera que tuviera, y las culturas humanas siempre se recuperaron. Además, la crisis actual no es sólo culpa de las religiones principales, y el comunismo, si no es una religión, es una concepción del mundo, lo que a fin de cuentas es lo mismo, así que también es culpable de parte de los males vigentes, pero también de los bienes, como las religiones téicas, y como éstas tiene varias corrientes internas. Del abrahamismo, como a 2200 años, se derivó el islam, con sus subdivisiones, y están las dhármicas y otras tantas, todas las cuales arrastran resabios perdedores de las mistificaciones animistas primitivas, pero también sus descubrimientos verdaderos.

De que, para que el comunismo funcione bien, los individuos deben medir bien su deseo, con nota sobre las mercancías

 No sólo el deseo económico, para valorar bien el trabajo, propio o ajeno, pero también el económico. La ambición de ganancia es un deseo financiero, de obtención de bienes monetarios, pero no toda la ganancia es impresa en pesos, ya que a los bienes básicos que se consigue también se los gana.

 Cuando Marx trató a las mercancías como objetos misteriosos, que parecían moverse al margen de la voluntad de sus dueños, en verdad aludió a que las personas ordenaron mal su intercambio, dado que no tenían la razón suficiente ni la autorización política necesaria para hacerlo bien, y de allí que su trato conjunto les resultara algo ingrato, ya que no hablaron todo lo que habrán querido para el trueque, en tanto que estaban inmersos en cavilaciones e imperativos algo mal definidos, que les deben haber impedido entender bien la realidad y actuar en consecuencia lo requerido para satisfacer bien sus deseos, que tampoco habrán sido siempre buenos, por lo que también cabe la crítica del deseo. Al deseo hay que analizarlo porque buscar concretarlo y obtenerlo puede ser peligroso, o dañino, o porque puede ser injusto, entre otros temas. Al tematizar así Marx a las mercancías, las calificó como metafísicas en el sentido dislático del término, el que la concibe como más allá de la física, como si algo pudiera estar por fuera de la realidad, como supone el catolicismo respecto a dios, del que cree que está por fuera del universo, lo que motiva una serie de discusiones sobre si el universo es todo, y qué sería dios entonces, que está por fuera suyo, o si la realidad se conforma del universo y de dios, pero entonces el universo no sería todo lo que existe. Este dios suele ser figurado como un varón blanco, barbudo y viejo, lo que combina con el carácter genérico, racial, cosmético y etáreo del dominio sistémico vigente, aunque poco en lo barbudo.

 Seguramente las mercancías no se deban al culto de Mercurio sino que éste derive de la actividad mercantil. De acuerdo a la etimología, pareciera que lo propio de la mercancía es la marcha, ya que los mercaderes antiguos eran marchantes, iban en caravanas de camellos o solos, de un sitio a otro, para comprar y vender, pero los comerciantes sedentarios trabajaron en lugares fijos. En el mito de Mercurio, éste protege tanto a vendedores como a viajeros. El fetichismo de la mercancía viene dado por este mito, entre los otros factores que desgracian a éste método de intercambio, con dinero de por medio, pero existe la posibilidad de que funcione bien, de acuerdo a la razón de la sociedad. Las limitaciones a la libertad implicadas por el fetichismo de la mercancía no son sólo de índole religiosa: es que la sociedad, al no comprenderse muy bien a sí misma y a su contexto, tiene defectos al componer sus relaciones, entre las cuales la del intercambio de bienes, al que no siempre se define bien, por categorizarse algo mal las personas entre sí y equivocar sus merecimientos, cuestión que apareja problemas de precios y de acceso a los bienes.

 Mejor sería prescindir de los bienes de intercambio, porque hay que fabricarlos y mantenerlos, además de que al descartárselos contaminan, pero, hasta que la humanidad lo acepte, habría que buscar que se los use bien.

Para que el comunismo funcione bien la humanidad debe ser de teología veraz

 Por su gran importancia, dado que le da sentido a la existencia, la teología humana suficiente es un requisito para la buena dicha de nuestra sociedad. La economía y la política son necesarias, pero no alcanzan por sí mismas, así como a la inversa y con las otras dimensiones de la crítica.

viernes, 4 de junio de 2021

"Man" y "mismo"

 En castellano, "hombre" significa "igual" por el prefijo "homo-", que denota igualdad, y en inglés "man" trata de los seres de la misma especie. La idea de la hermandad implica compartir genes de la misma especie. El morfema "her-" viene de la idea del gen, y el de "-mandad" puede que de la de "mismo", pero hay que averiguarlo.

jueves, 3 de junio de 2021

Un estrago de la técnica humana

 Como existen los protectores solares, que se desarrollaron hasta primar los bloqueadores desde la rotura de la capa de ozono, la elección humana no se destina tanto a exigir el reordenamiento necesario para llevar la emisión de los gases de nuestra quema a un nivel benéfico para el medio ambiente, lo mismo que la cría de vacas, cuyas flatulencias también afectan a la capa. Siendo que el PBI es como el doble de lo necesario para la humanidad actual, y que puede reducirse a voluntad, la emisión de gases industriales debiera ser mucho menor, así como pasa con la producción ganadera y la humana en general. La reducción del PBI no implicaría una producción menor, sino la disminución del producto medido en moneda, así que entonces también se criticaría la propia práctica. Se le daría más lugar a las actividades gratuitas, lo que no sería problemático si se pagara bien. También se paga de forma no remunerada, pero de un modo poco grato. El llamado PBI mide el producto remunerado, no todo el producto. Ahí hay un fetichismo económico, de mercantilismo antiprimitivo, que toma por producto sólo al que crea valor abstracto, es decir, que no paga por las tareas incobrables, una cuestión determinada por las derrotas militares. En el mito de Mercurio se juega la victoria de la civilización metalúrgica por sobre la neolítica, que también tuvo sus sojuzgamientos y en la que se puede haber trocado con piedras preciosas y con sal, lo que ya es un modo de representar al valor.

Del castigo a las faltas

 El castigo, que es un tipo de corte, se hace de acuerdo a la idea que se tenga de la realidad, la cual es moral, o sea, que juzga desde una noción del deber ser que se construye de acuerdo al análisis de la historia que se haga, del cual se extraen los preceptos morales, con los que se examina la conducta, sea la propia o la ajena, y se dictan las sentencias. Entonces, el castigo está determinado por la fe, a consecuencia de lo cual hará falta que la fe sea suficiente, es decir, que asuma la realidad muy de verdad, y aún así podría fallar, ya que la verdad suficiente no siempre es buena.

El proletariado y el infierno

 En los términos de la falsedad vigente, con eje en la dicotomía entre el bien y el mal entendida como la del cielo y el infierno, se liga al proletariado con el infierno porque tanto uno como el otro son inferiores: el proletariado es inferior en la escala social, y el infierno tiene un vínculo semántico con la inferioridad, tan estrecho que las palabras con que se los nombra se parecen mucho entre sí, pero la asociación entre lo diabólico y lo obrero es fetichista, así como están fetichizadas las relaciones matrimoniales, de la clase y la sociedad, con la mentira de las aureolas y los cuernos que se dice ante la fidelidad y la infidelidad a la norma predominante, de premios y castigos monogamistas poco satisfactorios, de igual modo que el empresariado superior también se apropia bastante mal de los bienes y conduce mal sus actos, identificándose con lo celestial y lo divino algo en falso, sobre todo en la cúspide de la clase. Lo vivo se hace de lo inerte, una parte de lo vivo, tras morir, se incorpora a lo vivo, y lo muerto, que es casi todo, siempre está, y hace vivir. Lo muerto hace a lo vivo y el mal lo enferma y mata, así como el bien lo vivifica y lo cura, esto según la perspectiva de cada viviente. Vincular el cielo a lo alto y el infierno a lo bajo es verdad, porque, desde la Tierra, el cielo está arriba y lo inferior abajo, y encima el centro de la Tierra está lleno de lava, pero las mentiras que se les endosan, como las de que hay diablos y ángeles, no lo son, así como el orden que construyen no satisface lo que se desea, esto relacionado con la crianza, la fabricación, reparto y uso de las propiedades y con la capacidad para el mando social.

 El mal se vincula con la muerte porque destruye, y la muerte es el desarme de los seres vivos, pero también se rompe lo inerte, así como se compone. Al destruirse, o se recombina en otras cosas o pasa a ser algo en sí mismo.

martes, 1 de junio de 2021

Casa y fuego

 A las casas se les dice "hogares", al igual que a las chimeneas, como si lo que les es propio fuesen las hogueras, que son fogatas. A la vez, en las casas se hace fuego, al menos para cocinar, sino también para calentarse. La palabra inglesa "home" suena parecido a la castellana de "humo", y la de "house" como "casa".

lunes, 31 de mayo de 2021

Ajusticiar mal hace fracasar a las revoluciones

 Así como le ocurriera a la revolución soviética, que sus errores la hicieron decaer, le pasó lo mismo a la francesa, que tuvo sus crímenes horrendos, que redundaron en que la democracia instaurada fuera perdedora, pero aún así preferible a la monarquía. Todas las revoluciones son injustas en algunas cosas, pero también hacen avances. El tema es que, cuanto mejor sean, mejor operarán, y si se falsean involucionarán. Entonces, hará falta definir un método suficiente para hacerla, que es necesario para que sea exitosa. De lo contrario, el revolucionarismo será falso. Es algo muy difícil de lograr, pero es la única forma de revolucionar bien, lo cual es obligatorio para la liberación humana. Fallar al respecto la impide, o la torna ingrata, por lo que no se debe permitir el yerro.

domingo, 30 de mayo de 2021

A favor del posibilismo y el oportunismo honrados. Para la manipulación libertaria

 En la izquierda trotskista hubo una expresión en contra del oportunismo, que la hizo Jorge Altamira, pero, en sí mismo, el oportunismo no es malo. Es aprovechar la oportunidad. A las oportunidades se las crea, aunque también dependen de factores externos, de los que no controlamos tanto. Que el oportunismo sea aceptable para la izquierda tiene que depender de cómo sea, lo mismo que le sucede al posibilismo. El posibilismo es muy necesario porque trata del poder y de su ejercicio, y debe ser bien ordenado por su importancia histórica. Entonces, hace falta que se defina un posibilismo suficiente, igual que para el oportunismo. Con la manipulación pasa igual. Primero, hay que ver qué es en sí misma, entenderle bien la etimología, y después, si corresponde, hacerla de buena calidad, para lo cual tendría que ser explícita, al menos las más de las veces, para no ser encubierta, pero eso si cabe. También, el manejo secreto, si no se lo pudiera evitar para conseguir una meta que lo fuerce, debiera durar lo menos posible, porque es abusivo, ya que divide a un grupo que maneja y a otro que es manejado sin saber que se lo opera. Es algo a lo que hay que evitar dentro de lo posible, pero, si hace falta para la evolución que lo justifique, se tiene que dar. Tampoco es algo tan raro, ni que el pueblo no cometa.

viernes, 28 de mayo de 2021

Una causa poco conciente de queja contra el sistema humano

 Al sistema humano se le reprochan muchas cosas, sobre todo de política y economía, pero un factor de pesadumbre que queda poco concientizado es la prohibición del matrimonio compartido, sea más o menos formal, que impide concretar algunos deseos amatorios legítimos, y entonces se reclama de sobra por las otras cuestiones. La libertad para amar está muy influida por la economía porque la economía define gran parte del uso del tiempo.

jueves, 27 de mayo de 2021

El género es de nacimiento, pero también mudable

 Al nacer se es macho, hembra o intersexual, lo cual determina la capacidad para actuar por la forma que adquiere el cuerpo, y por ende el sexo con que se nace influye en el género que se adopte, pero, durante el transcurso de la vida, se lo puede modificar, aunque entonces haya que hacerlo bien, lo mismo que si no se lo cambia. Al nacer, a las personas se les asigna el género laboral de acuerdo a su sexo genital, es decir, que la primer identidad de género es externa al sujeto al que se le asigna, lo que no necesariamente implica que sea mala, pero al crecer se la examina y se puede optar por cambiarla.

En cierto sentido, casi toda la humanidad es burguesa

 Si se considera como burgués a lo fortalecido con la carpintería, la técnica de los burgos germanos medievales, que eran pueblos fortificados de pocas personas, muchos hombres son burgueses, en el sentido de que tienen casas construidas con madera, pero, por un lado, esa es una definición discutible, y por otro hay diferentes formas de vivir en sedentarismo, así como que las viviendas nómades también protegen. Falta definir bien a lo burgués, porque como es un término muy importante para las luchas sociales, se lo tiene que entender bien. Si se define a lo burgués a partir de la escala de las ciudades alemanas del medioevo, gran parte de la humanidad entra en el concepto, porque hoy en día mucha gente vive en ciudades mayores a esas, de villeros a ejecutivos, pero entonces la noción no distingue entre clases económicas, sino geográficas, que tienen cierta ligazón con las económicas porque las casas hacen a las ciudades, pero deja afuera a los estancieros más dueños, quienes viven fuera de las concentraciones urbanas y son de clase alta. Si se entiende por burgués a lo fuerte, es otro tema, pero entonces hasta las plantas son burguesas, porque tienen su fuerza, e incluso lo muerto la tiene. Para referirse a la clase multimillonaria, la de Federico Engels, habría que usar un término más exacto, porque la inexactitud con que se la caracteriza impide algunas conquistas emancipatorias al pervertir los debates, pero, además, habría que identificarla de una forma suficiente, porque, como la revolución es un tema delicado, un error chico en eso, así como en otros tantos temas, la haría fracasar, o le desgraciaría las victorias. Otro tema es el de la admisión de la condición de clase de la militancia de izquierda, que es algo burguesa, y de clase media, sin que se lo haya expresado bien por los prejuicios contra la clase media que hay en la izquierda, incluso menores a los que hay contra la alta. En eso, la izquierda todavía no tiene un clasismo suficiente, algo que le perjudica la vida a la militancia y que dificulta los logros libertarios, porque le impide asumirse de lleno a sí misma y le distorsiona la verbalización de los planteos. A parte de la izquierda el socialismo le conviene por la descapitalización que le traería, lo cual sería una liberación de la sobrealtura social y de las obligaciones sobre muchas propiedades.

martes, 25 de mayo de 2021

El alma de lo muerto

 Se supone que lo muerto no tiene alma, y que está desarmado, pero, si se toma al alma como soplido, por venir de "neumos", que se refiere al aire, lo muerto tiene su alma, porque es algo soplado, aunque no respire adrede, porque no es algo vivo. Tampoco es que a lo muerto le entre siempre el aire, pero tal vez lo hagan sus partículas ínfimas, y sí le entra a algunos cuerpos, como los huecos, donde hace ruido sin intención.

Fotos


Medir la libertad

La libertad, mal medida, es dañina




Entonces, hay que medirla bien.






Esta foto baja línea



Esta no.




Mentira. Sí que baja línea.



Todas las fotos tienen ideología política.

Falta la de la fámili chugueder.

Cada fotógrafo tiene ideología política.


Entonces, cada foto es tomada por alguien que es político.
Leyeron esto.

 La libertad es tanto individual como social, porque la sociedad es un grupo de individuos, que, como tales, existen en relación. La fotografía es política por ser urbana, aunque no toda. Los juegos de sombras que se hicieran en las cavernas fueron gráficos sin ser urbanos, lo mismo que los que se hagan en la selva. La fotografía de cámaras es urbana porque se la hace con cámaras de fotos, que son aparatos metálicos, o de plástico, que graban la luz, para lo cual se les tiene que fabricar, lo que implica la metalurgia, sucesora del arado. Además, es política por ser de muchedumbres, por tratar temas políticos y por hacerlo desde perspectivas políticas, pero a veces se dedica a lo pequeño.

lunes, 24 de mayo de 2021

El "munis" de comunidad

 Cuando Santiago Segura Munguía describió al "munis" que le da significado a la palabra "comunidad" se refirió a actividades manuales, como los oficios, las excavaciones y el trabajo, a los que se trata de menesteres, como tareas a mano, una cuestión presente en los ministerios que depende de que el cuerpo se yerga y se agarren cosas con las manos. Él no remitió "munis" a las manos, ni al manejo, pero son cuestiones vinculables. La comunidad sería el manejo conjunto, pero también se la puede entender como unidad compuesta, con el mismo término, aunque la etimología no lo admita, porque es un significado creable que se corresponde bien con la palabra.

La religión como supraeconomía

 Si se entiende a la economía como razón de casa, porque "eco-" remite al hogar y "-nomía" a la denominación, se puede pensar a la religión como económica, no sólo por su relación con las viviendas menores sino también porque las iglesias son habitaciones, lugares edificados en los que se vive, pero de mayor elaboración que las casas más construidas, que tienen menor tamaño. De igual modo pasa con las demás instituciones, que tienen sedes, esto es, ambientes cerrados de construcciones techadas, que a su modo son viviendas.

martes, 18 de mayo de 2021

De que la humanidad no sabe ser buena lo debido

 La brutalidad humana es bastante grave, lo que da cuenta de que la especie no actúa lo bien que debe para existir de manera justa, y eso responde a la ideología con que decidimos lo que hacemos. Entonces, para que la especie sea justa, debe entender la realidad de una forma más verdadera, que contemple de verdad la cuestión del inicio de todo, y que admita lo que no se sepa. Por ahora, ante la ignorancia, se sostienen creencias con la fe, lo que no es un modo tan verdadero como hace falta para definir bien el asunto. El mito sobre el origen del cosmos es decisivo para el orden propietario, porque según él se definen los lugares de las personas en el mundo, así como el de sus relaciones y con las propiedades, por lo que se tiene que establecer el mito de verdad, es decir, un relato sobre el tema que lo describa tal como fuera, de acuerdo a lo que se sepa con certeza, y que señale bien lo que no comprende.

lunes, 17 de mayo de 2021

Imposible no juzgarnos

 Hoy en día está muy de moda el argumento de que no hay que juzgarse, como si juzgar al otro fuese malo, lo que no siempre se da, porque a veces se juzga bien a los demás, incluso aunque el juicio sea reprobatorio, que tampoco lo es siempre. Para que se componga bien el orden social, los hombres, tanto intergenéricos como mujeres y varones, tienen que juzgarse bien entre sí, y para eso entender la historia más de veras. Juzgar bien al otro es necesario para establecer bien las relaciones sociales. Para acompañarse bien hay que juzgarse bien.

Para la buena conformación partidaria de la izquierda

 Los partidos de izquierda están mal compuestos. En principio, todos son socialistas, o sea, que debieran estar en un mismo partido. Luego, dentro suyo, estarían las subdivisiones, entre las socialdemócratas, comunistas, anarquistas y ecologistas, que en verdad se dan atravesadas, entre sí y con el feminismo, pero se nuclean en vertientes de las primeras cuatro, ya que el feminismo no tiene partido formal, sino encuentros como movimiento, sin una sede fija reconocida por el estado, parecido al movimiento bizarro. Mientras que la izquierda no componga bien sus organizaciones, sean partidos o movimientos, la revolución perderá empuje, volviéndose imposible en determinados períodos históricos, en los que transcurre latente, sin darse de manera abierta, y hasta en in o pervoluciones medianas y plenas, con su combinación con impulsos benignos. Para que la revolución sea bien abierta necesita de una composición organizacional cercana a suficiente, o al menos mayoritaria, pero, si lo es por poco, tampoco puede transformar tanto, y además está la calidad de la acumulación, que también incide en el resultado de la lucha entre los grupos políticos, pudiendo hacer que la minoría se mantenga en el liderazgo social y que la mayoría se le someta, aunque se le complica si pierde mucho crédito entre los obreros más pobres y los modestos, una cuestión derivada del fracaso del modelo social en curso, cuya salida es eventual, dependiendo de la crítica de la realidad que haga la humanidad y de su puesta en práctica objetiva, las cuales son sociales, de la especie entera.

 Este esquema coorganizacional casi siempre es imposible de concretar, pero se le puede acercar, aunque sea desde lejos, y se completa con el frentismo progresista, muy contradictorio y caótico por la violencia histórica y la falsedad humana, que hace que las cuestiones a resolver sean mal entendidas, por lo que se dificulta hacerlo. Hay que tener en cuenta la magnitud y la calidad exactas de los conglomerados políticos, que se expresa en general en los sufragios, pero también la economía y varios otros temas, y a nivel internacional, es decir, que es muy duro de sacar, pero se lo hace en colectivo. La articulación entre las organizaciones de izquierda puede definir que el frente progresista sea o no de revolucionariedad expresa, o que concrete la revolución de lleno en vez que de a poco o de a intermedios, según cómo madure, algo ligado a la teología y al transcurso de la crisis.

viernes, 14 de mayo de 2021

Para que la democracia funcione bien el pueblo debe ser más verdadero

 Como la democracia es el gobierno del pueblo, del que participa la élite desde el lugar más privado, una posición muy encumbrada, la veracidad del pueblo es un factor muy importante para la calidad del funcionamiento de la democracia, por lo que el pueblo deberá enmendar sus faltas, pero tampoco alcanzaría sólo con eso, porque además se tendría que operar la transformación socialista, y encima de buen modo, con su recapitalización, que tendría que ser la suficiente.

 Si se toma la definición del pueblo referida a la pubertad, popular quiere decir "pubertero", vinculado a las y los púberes, algo a lo que toda la sociedad hace de una manera u otra, y en diferentes cantidades. Entonces, toda la sociedad es popular, pero una parte lo es más que otra.

 El gobierno, como factor de poder, suele ser superior al pueblo que le es externo, pero éste es mucho más grande, por lo que es más potente, aunque cada quién allí casi siempre tiene menos poder que los gobernantes, quienes lo concentran pero en una cantidad colectiva menor: el pueblo simple tiene más poder, pero menos en proporción cada cual de sus miembros. El poder se intensifica en el gobierno y se dispersa en su pueblo inferior, pero la mayor parte del poder social es externa al gobierno, y se divide en dos: una es la clase asalariada, y la otra, donde el poder se concentra más todavía que en el gobierno, con el que se intersecta, es la clase más alta, que tiene más poder en proporción y menos en cantidad total, porque se compone de poca gente. Lidera con menos poder pero con uno más calificado, dada la sofisticación de las instituciones y su carácter exclusivo, de grupo selecto pervertido, que apela al ejército y a la prensa, entre otras instancias, para perpetuarse, pero que no puede satisfacer bien a la sociedad porque se fundamenta en principios mal demostrados, los que, aunque fueran verdaderos, están mal sostenidos, lo que da cuenta de la falta en el discernimiento, y puede pasar que no sean verdaderos, o que no lo sean del todo. Es un poder menor en cantidad pero de posición superior por su técnica política. En este caso, superar no implica ser mejor.

Quienes aumentan los precios son los vendedores

 Quienes deciden el precio de los productos que se venden son sus vendedores, pero lo hacen de acuerdo a algunas causas, en particular la demanda que perciban de los bienes que ofrecen. Lo que hay que impedir es la ganancia neta excesiva, el lucro abusivo, pero eso no se puede hacer sólo desde el gobierno, porque, como los vendedores sobreacumulantes son muchos, el gobierno no puede controlarles, dado que no le alcanzaría el personal de fiscalización. Entonces, necesita la participación de los consumidores, en especial la de sus asociaciones, así como podrían intervenir los sindicatos mediante presentaciones judiciales. El gobierno debiera evaluar si las ganancias netas de las empresas denunciadas por sobreprecios exceden el límite de lo que sea sano para la sociedad y, de hacerlo, disponer la rebaja de los precios. Habría que establecer el principio de la ganancia justa como regla legal superior. Si las empresas se socializaran, el problema persistiría pero con cogestión obrera horizontalista, o sea, que con el socialismo la inflación debiera tender a bajar, ya que el afán de lucro de los trabajadores asalariados no suele ser grande, salvo que tuvieran las ambiciones gananciales mal medidas, lo que podría darse si los partidos socialistas rigieran los países.

 El tema es que las personas midan bien su usura. La usura, en sí misma, es la cualidad del uso, es decir, que en sí no es mala, sino que ello depende de cómo sea, lo que se relaciona con la concepción del mundo que se tenga, aunque no sólo con eso, porque la definición del uso individual es social.

Sobre la concentración en el cliente como método de lucha contra la explotación sexual

 La idea de apuntar al cliente para atacar al negocio de la prostitución copulativa tiene la contra de que, a la vez que persigue a algunos de los grandes capitalistas del rubro, agrede a las trabajadoras por cuenta propia, que necesitan clientela para vivir. Es una estrategia marcada por la debilidad para confrontar con la mafia prostibularia, dado su alto poder para atentar contra la vida de las activistas y su amparo legal, conseguido con sobornos y extorsiones a jueces y con la contratación de estudios jurídicos de alto nivel. Es una debilidad a la que el feminismo tendrá que reconocer para optimizar la estrategia contra el abuso fornicatorio, ya que, para que se aborde bien el problema, la sociedad tiene que reconocerlo tal como es. El cliente que contrata servicios sexuales prostituye a quien contrata, la hace exponerse, y de un modo sexual, pero eso no es necesariamente malo, aunque sí suele serlo en las empresas desmedidas, pero el tema principal no es el de la clientela, sino el de los grandes ganadores del negocio, que son los regentes de la trata de mujeres y varones para el trabajo pago en que se cogen genitales.

Propiedad y crimen

 Todas las propiedades son crímenes, porque los crímenes son las cosas criticables. La parte de "cri" se refiere a la crítica, y la de "men" a lo analizado. Los crímenes son cosas criticables por su naturaleza conflictiva, pero, en verdad, todas las cosas son criticables, es decir, que todas las cosas son crímenes, pero no todas son injustas. Entonces, hay que distinguir la calidad de los crímenes. Cf. "crimen" en Et. de Ch., ob. cit.

Vanguardia y retaguardia

 La vanguardia es revolucionaria, no del todo bien, y se forma en las instituciones universitarias, las que, como son constitucionales, se subordinan a las leyes estatales, por lo que adoptan varias formas mal evolutivas, pero los yerros de la vanguardia tienen su correspondencia en la retaguardia, con mucha adhesión popular a credos falsos, opción por candidaturas de derecha y distintas formas de violencia excesiva poco reconocidas, así como posturas y actitudes retrógradas, que coexisten con su progresismo, que dista de ser del todo bien revolucionario, y encima, en la vanguardia de izquierda, prima el disenso y las peleas internas, coexistentes con una intervención militar hegemónica poco admitida y con los golpes recurrentes de la crisis. Cuando la vanguardia no entiende bien a la retaguardia, yerra la práctica, por lo que tiene que tener buena crítica de la base, pero además necesita que su base sea buena, lo cual se imposibilita bastante por la pobreza de este momento histórico, que lleva a las sociedades al declive, con la mayoría pobre, una medianía modesta y un sector chico mal enriquecido. Entonces, la vanguardia, así como debe honrarse a sí misma, porque no es exitosa, necesita, para hacerlo, honrar a la base, así como la base necesita ambas cuestiones para salir bien de la crisis, algo para lo que no alcanza con la economía y la política, porque son integrales, es decir, que dependen del funcionamiento de todas las instancias de la sociedad.

miércoles, 12 de mayo de 2021

La generización humana en neutro es usada de más

 Con el destape de lo raro se impuso en Argentina el uso del neutro para los géneros humanos, hasta demasiado, por lo que se generiza mucho con la e, a veces hasta más que en masculino, y casi siempre más que en femenino. El uso del género tiene que corresponderse bien con los géneros de las personas de quienes se hable, no sólo los autoasignados, sino también los de asignación externa, que tampoco son siempre bien definidos, por lo que cabe que se lo haga más en femenino y menos en neutro, así como un tanto en masculino, de acuerdo a los géneros de la sociedad, que se corresponden con sus cuerpos, también híbridos y cambiantes, cuyo placer depende de cómo se organice la sociedad, por lo que de su conciencia. La generización en neutro se combina más con intersexuales, porque tienen el cuerpo con el sexo entremezclado, siendo a veces transgéneros, así como va con lo transgénero masculino y femenino, pero el transgenerismo no modifica casi nunca la forma de los miembros sexuales con que nacemos, aunque sí con las operaciones e ingestión de hormonas, ambas debatibles porque tuvieron, o pueden tener, malos resultados. Si la mayoría de las personas a que se refiere son mujeres, salvo excepciones, se debiera subjetivar en femenino, lo mismo que si fuera mixta con e y si varonil con o. El género se define por la actividad de quien sea, llendo de lo bélico a lo gastronómico porque lo varonil es la guerra y lo mujeril la molienda, de acuerdo a la etimología de cada cual, pero ambas son prácticas corporales, por lo que el cuerpo propio les determina mucho, así como la mente, que es una parte del cuerpo y que no siempre obra bien, ya que puede tener mal juicio, al que se reconoce por sus consecuencias, a las que se siente. El sentimiento nos permite evaluar las consecuencias de nuestros actos, y por ende con él juzgamos nuestras ideas y nuestras otras prácticas. A la vez, las ideas son sentimientos, son los sentimientos que tenemos en la mente, son sensaciones del cerebro, con su forma particular. A su veracidad se la evalúa comparándolas con sus objetos, los temas de que tratan, ni siempre del todo bien ni siempre del todo mal. Después, su implementación, es otro tema complejo, que además es social y contradictorio.

 El neutro aplica bien para la gente intergénero, la que tiene un género intermedio entre femenino y masculino, pero para varones y mujeres no va tan bien, por lo que se debe corregirle el uso. Ni a las ni a los travestis les reconoce bien, porque les trata en neutro, ni a mujeres y varones cisgéneros. Un problema con la generización es que suele referirse al género, que es de identidad social, pero también remite al sexo, por lo que es un tema confuso, arduo para definirlo bien. Por un lado, se supone que trata de la identidad asumida, pero se define por el cuerpo, como masculino, intersexual o femenino. Como género define según la identidad asumida, individual o socialmente, pero la segunda es directamente corporal, porque se la pone al reconocerse el sexo de nacimiento. La primera, la de la identidad autoasignada, es posterior a la de nacimiento, se da con los años, cuando las personas deciden cambiar el género que se les puso de bebés, que es el de su sexo porque se pone el primer género de acuerdo al sexo, mirando el cuerpo parido, a lo que se piensa como nacer, cuando, en verdad, se nace cuando el esperma fecunda al óvulo, porque recién entonces se forma el ser humano que puede crecer mucho. El nacimiento es el inicio de algo, o sea, que el humano se da al formarse el embrión, no obstante espermatozoides y óvulos también sean seres de nuestra especie, que no pueden crecer mucho si no se entrecruzan y que mueren casi siempre sin fecundarse. Lo que inicia el parto es la vida afuera del vientre materno, la extrauterina. A lo que le decimos nacimiento es al nacimiento extrauterino, que es un nacimiento, pero no el principio del ser parido.

 El género tiene que ser puesto de acuerdo a lo que se quiera destacar, más que según la mayoría del grupo al que se mencione, pero entonces la intención expresiva tiene que ser justa, ya que, si se destacara desde malos deseos, la generización sería agresiva.

martes, 11 de mayo de 2021

Pagar es un laburo

 Todas las prácticas son elaboraciones. El tema es su calidad. Si son buenas o malas en total, qué bondades y maldades tienen, y para quiénes cada una. El pago es un acto que maneja propiedades finas, las monedas y billetes, o las tarjetas que les representan, y demás medios de pago, los cuales suelen ser objetos livianos aunque no siempre lo sean. Es una elaboración financiera. Las finanzas se llaman así por el fin, en tanto que sus bienes más propios son obras perfeccionadas, que demandan varias tareas previas, y representan al resto de la producción de alguna mala forma.

¿Cuáles inversiones?

 Hoy en día se le obedece mucho al capital más alto porque se teme que, de no hacérselo, respondería como clase quitando sus inversiones en grandes cantidades, pero hay que evaluar bien las consecuencias de las inversiones del gran capital, porque así como le traen grandes beneficios a las naciones también le traen grandes perjuicios, en particular el de la concentración extrema de las ganancias, que les apareja diferentes formas de pobreza, y siendo que a la clase más pobre casi siempre le pega más fuerte. El tema de las inversiones es que tienen una orientación crédica que no es del todo cierta, por lo que terminan por causar una decadencia que hace a la miseria humana, no sólo, pero también, por la acumulación de la riqueza en dinero. Para que las inversiones den buen resultado la concepción que las guíe tiene que ser lo suficientemente verdadera, y tendrían que corregirse seguido, porque a veces se les descubren las fallas durante su ejecución, pero, sin que se dilucide bien la cuestión teológica, no se podrá optimizar la producción tanto como hace falta para que la humanidad sea justa, para consigo misma y para con nuestra naturaleza, lo que tampoco tiene que ser absoluto, ya que alguna injusticia hay que cometer para vivir.

domingo, 9 de mayo de 2021

La hiperprivatización es una enfermedad sobre todo de la clase alta

 No se da sólo en ella, aunque en las más populares tampoco es tan frecuente, porque privatizarse requiere propiedades, en particular las viviendas, que están en todas las clases, pero de distintos modos y completándose con varias otras clases de bienes. En esta época, de auge del liberalismo ortodoxo, la privatización de la sociedad está mal dirigida por los errores conceptuales del orden predominante y, así como mucho del producto se acumula en pocas personas, ese sector social se aparta mucho del resto, lo cual es patético, o sea, que es una enfermedad, que trastorna los vínculos interhumanos, volviéndolos ingratos, incluso para los supuestos ganadores del sistema, que no suelen ser felices de verdad, aún cuando lo parezcan y ostenten el mayor poder de la especie.

viernes, 7 de mayo de 2021

El espíritu, cosa liviana

 La idea del espíritu viene del soplido, y a lo espiritual se lo piensa como a algo muy poco denso, como algo puro, como es el aire limpio, pero, si bien el aire y el espíritu son muy poco pesados, son cuerpos: el aire es un gas y el espíritu es nuestro alma y las ideas sobre el alma ajena que tenemos en la cabeza, que a veces pensamos que están afuera nuestro. Los espíritus no son tanto seres objetivos, que estén a nuestro alrededor, salvo aquellos que se dan adentro de los seres vivos que nos rodean, cada cual con su alma, y las emanaciones que nos los recuerdan. Los espíritus, como representantes del ser vivo ajeno a sí mismo, existen dentro y fuera de los seres vivos. Son nuestras almas, las ideas que nos hacemos de las ajenas y las partículas que las representan, como el olor que nos recuerda a otros vivientes, aunque no es tanto espirado, sino que también es una emanación de diferente índole, y las hay de más tipos, como los dibujos, y algunos son de mentira: hay espíritus ficticios, espíritus proclamados como pertenecientes a alguien, o liberados de todo cuerpo viscoso, que no son de verdad. Los espíritus verdaderos son las almas de los seres vivos, quienes tenemos respiración, pero lo espiritual no se acota al respirar, sino que se completa con cuestiones mentales, del pensamiento y la reflexión sobre la propia vida. El espíritu es algo muy abstracto y que se hace de oxígeno, pero no es sólo de eso, porque las ideas involucran a todo el cuerpo que las tiene, con lo líquido, lo sólido y los otros gases.

 Hay espíritus en el aire, formas de los seres vivos que se desprenden de nosotros. Provienen de nosotros, proyectando nuestro recuerdo cuando llegan a quien nos recuerda, y se les piensa algo de verdad y algo de mentira. El espíritu, como soplido, se nos sale al espirar, con nuestra información contenida en los restos respiratorios, como la saliva, pero las hormonas también son cosas que remiten a quienes las emanan, como el olor, y no son de expulsión respiratoria, al menos las de la piel. También hay recuerdos de quienes ya murieron, y de lo muerto, pero sólo quienes vivimos los tenemos. Cuando nos recordamos, recordamos nuestra historia, con sus propiedades y crímenes, por lo que el mero recuerdo de alguien implica una pregunta moral sobre sí mismo y lo ajeno. Queda por dilucidar el tema de las ondas cerebrales, las telepáticas, que explicaría ciertas cosas, aunque tenga sus errores.

 Esta explicación es muy rebuscada, siendo poco clara, e hipotética al final, así que falta rehacerla.

O criticamos bien al capital o perdemos

 La izquierda, para superar bien al capital vigente, que se da mal concentrado, muy denso en la cima social y muy disperso en la base, tiene que criticar bien al capital, que no es sólo la clase dirigente, sino toda la captura humana, que se acumula mucho en ella. La crítica justa al empresariado más alto, el de multimillonarios, por más amarga que sea, es necesaria para superar bien su orden, es decir, que es imprescindible para la liberación social, lo mismo que la condena justa de sus malos crímenes, que exige la admisión verdadera de los del pueblo. De eso no vamos a salvarnos, y nos convendrá bien hacerlo, ya que nuestra felicidad dependerá de que lo hagamos.

viernes, 30 de abril de 2021

El llamado "neoliberalismo" es un liberalismo extremo

 El liberalismo oligárquico, que es fanático, es el llamado "neoliberalismo". El liberalismo moderado, el del intervencionismo progresista que mantiene al capitalismo plusvalorizante, la república mal representativa y el ecumenismo teológico en el que predomina el monoteísmo protestante, también es liberal, pero de un liberalismo moderado, que si bien es insuficiente para resolver bien la crisis humana es necesario para la fase de transición al socialismo, al menos donde el liberalismo extremo sea una fuerza con posibilidades de ganar la presidencia, o se sostenga en el mandato constitucional, o de facto. Uno, el conservador, es el liberalismo ortodoxo, y el otro, que es progresista, es el heterodoxo, que a su vez se subdivide entre teísta, sea capitalista o socialista, y ateo, al que pertenece parte de la socialdemocracia, a la que se le llama "socioliberal". El liberalismo heterodoxo teísta abarca tanto al cristianismo moderado, con sus ramificaciones católicas, ortodoxas y protestantes, como al islamismo y al hinduísmo de centro, con figuras como al-Ásad y Gandhi, y es más grande aún, con la participación de las corrientes políticas de las demás religiones ecuménicas de centro. El liberalismo ortodoxo va desde la derecha conservadora hasta la reaccionaria, mientras que el heterodoxo desde el centroderecha al centroizquierda, pero no todo el centroizquierda es liberal, ya que una parte suya es libertaria, esto es, crítica del ecumenismo teológico y el republicanismo verticalista.

 El capitalismo actual es pervalorante, es decir, que valora mal, lo que viene de lo mal que se reconoce la realidad, una cuestión que determina que alguna gente cobre menos plata de la que se merece y que otra lo haga de más, un tema definido por la tenencia o no de las grandes empresas. A los dueños se les plusvaloriza, y a los empleados se les minusvalora, esto también de acuerdo a la disciplina de cada quien, a la que se mide en términos que no son del todo verdaderos. Se trata a los obreros como a pobres diablos, suponiendo que los diablos existen, y a los dueños de las empresas grandes como a grandes divinos, como si fuesen angelicales, y en el medio quedan los y las modestas, en una zona como purgatoriera, de virtuosos flojos y pecadores rescatables. Se aprecia a la gente según su cumplimiento de los mandatos de fe, a veces fingidos, con sus consecuencias en los ingresos personales, aunque esto suceda de manera relativa, con excepciones y variantes. Como es un tema fetichizado, no está definido de veras.

viernes, 23 de abril de 2021

Del impacto psicológico de la covid

 Habría que preguntarle a quienes tuvieron la covid si, durante la infección, no tuvieron malos pensamientos, como el de que sus seres queridos les odiaban en secreto, o que deseaban su muerte, o cosas así.

martes, 20 de abril de 2021

Se nos mueren los abuelos

Junto a algunas de nuestras madres, padres, hermanos e hijas, se nos están muriendo nuestros abuelos, y seguirán muriendo, y en masa, si no paramos la pandemia, por lo que las medidas pesadas se hacen obligatorias. Hace falta el mayor cierre que se pueda conseguir de buena forma, de inmediato y por un plazo mediano. El pueblo tiene que expresarse sobre qué política quiere, si una que nos brinde libertades mortificantes u otra que las disponga en resguardo de nuestra salud. La salud es condición para la economía, y la economía para la educación, por lo que hay que establecer bien las prioridades.

sábado, 17 de abril de 2021

Sobre la vacunación anticovid

 Hay que priorizar la aplicación de la primera dosis, salvo en las vacunas que sí o sí tienen que darse las dos, porque la inmunidad necesaria es internacional, somos como 7 mil 500 millones y vamos por cerca del 6%, como 450 millones de hombres. La cantidad mundial de personas vacunadas determina bastante la demanda internacional, que a su vez define lo que puede conseguir cada país, con desigualdades geopolíticas, por lo que se anticipa un período de vacunación prolongado en semestres, que requerirá perfeccionamientos, de lo que hace falta reforzar lo suficiente las medidas mitigadoras del contagio, que llegaron a anularlo en algunos países, pero entonces se debe vencer el sabotaje reaccionario a la sanitización progresista, que opera por distintas vías, se adapta a los cambios históricos y se apoya en nuestra negligencia y en nuestras debilidades. La reacción, como es algo delincuente, debe ser judicializada, y mucho, por el lado de los delitos más fáciles de probar, pero también por los menos fáciles y por los difíciles, según corresponda, aunque sean pocos. Se requiere una buena estrategia jurídica, y su buena implementación.

A la libertad hay que ganársela con la disciplina social necesaria para la salud colectiva

 Durante esta pandemia, los distritos con infectados tienen que hacer una reclusión general, que debe abrirse de a poco si el distrito llegara a sanearse, con ningún contagio diario, y a condición de que vuelva a cerrarse si se le renuevan los contagios, todo esto hasta que haya la inmunidad vacunatoria suficiente para reabrir de otro modo. La gente a la que no le alcance el dinero para subsistir tiene que recibir subsidio. La recreación y el relajo se tienen que hacer en los domicilios propios.

viernes, 16 de abril de 2021

El coronavirus llega más lejos cuando se habla

 Al hablar se expulsa el aire con más fuerza que al espirar, y con el sonido de las cuerdas vocales, al que se empuja hasta su destino, por lo que, toda esa materia, lleva al coronavirus más lejos que la respiración, pero no debe ser mucho más lejos, salvo que haya viento, pero ahí da casi lo mismo que cuando se lo exhala. Hace falta que se entienda a las claras cómo transita el virus, para que se sepa cómo tratarlo.

De la relación entre la incertidumbre actual y las fallas axiomáticas de nuestra teología

 La teología humana se basa mucho en una hipótesis que no ha sido lo suficientemente bien fundamentada, por lo que la demostración de su veracidad es insegura: cada tanto se la vuelve a criticar, sin que se haya concluido bien la discusión, pero, como la humanidad se ordena, en parte, de acuerdo a lo que cree, esa falta de certeza causa equivocaciones en la práctica colectiva de la especie, que hacen a los pesares que vivimos.

miércoles, 14 de abril de 2021

Tienen que cerrar más los comercios

 Alberto Fernández acaba de anunciar el cierre de las clases escolares, lo que está muy bien, pero va a faltar que cierren más los comercios, que en esta situación excepcional debieran operar, si correspondiera, con venta por envío y al paso, sin el ingreso de los clientes a los locales, y si debieran suspender su actividad tendrían que usar ahorros o recibir subsidios. Para aperturas mayores a las mínimas el distrito se debe sanear, o sea, que no debe registrar contagios fuertes, de los que se hisopan.

La poligamia machista principal está sobrestimada

 Así como la moral dominante condena las transgresiones a la fidelidad matrimonial hechas por las mujeres con el insulto de puta, y a la homosexualidad masculina la califica igual, con definiciones falsas, a la cópula masculina extramatrimonial se la festeja como algo positivo, como cosa de ganadores, pero no es un buen triunfo, por lo que no satisface todo lo que se quiere. Tanto como calificar bien a las mujeres promiscuas hay que hacerlo con los varones homosexuales, lo mismo que a la poligamia heterosexual masculina, como las demás, pero para eso la sociedad tiene que reconocer abiertamente sus sentimientos amatorios, a cuya expresión se reprime por prejuicios religiosos y tabúes, de los que hay que saber para ordenar bien la conducta sexual, de lo que se tiene que poder hablar abiertamente, siempre que sea de buen modo.

Sobre las infecciones leves de coronavirus

 La mayor parte de la humanidad que se contagia de coronavirus lo hace sin síntomas notados, ya que algún decaimiento tiene que haber, porque la infección viral destruye células propias y demanda un esfuerzo inmunitario, que depende del estado de salud del cuerpo humano y de la cantidad de viruses que le entren. Mucho no se nota a los síntomas leves porque la sociedad los desatiende, por nuestra brutalidad, que es la de la explotación humana, de liderazgo fideísta, que sobrevalora al trabajo, por lo que, ante problemas de salud ligeros, no responde como debiera y manda a laburar a los golpes, tiene esa coerción, que se sostiene en el ejército y la policía y que se basa en la ley y en la moral predominantes, que se instauran en la letra de la constitución de los estados. Una vez que un virus entra en una céula humana, se replica de a decenas de miles, adentro de nuestro cuerpo, y muchas de esas decenas de miles se vuelven a replicar de a decenas de miles en cada célula humana a la que ingresan, lo que da una cuenta de a trillones. Los glóbulos blancos los persiguen, se los comen, un proceso que se llama "fagocitosis", y les tapan las espigas con anticuerpos, lo que les es más fácil, porque la fagocitosis requiere de gran esfuerzo digestivo, a diferencia de la obstrucción de las espigas, que hace que el virus no pueda reproducirse, por lo que después de un tiempo se muere, si es que no logra destaparse la salidera de la espiga, a lo que aprendió a hacer y lo que le da más fuerza, una cuestión más desarrollada en las cepas nuevas, que deben provenir de los primeros coronaviruses que se hayan librado y desenvuelto esa adaptación, heredada a sus descendientes directos, como un aprendizaje que se traspasa genéticamente. Entonces, las cepas nuevas son más difíciles de vencer. En general se las vence, pero lo particular también importa. Al coronavirus le cuesta sacarse las tapas, por lo que a veces no lo logra. Cuando el sistema inmune humano se refuerza con las vacunas, se llena de glóbulos blancos y de anticuerpos, por lo que, cuando le entran los viruses, está mejor preparado para combatirlos, pero igual así se infecta, pero con infecciones menos grandes, de colonización viral menor.

 Algunos hombres se deben agarrar infecciones ínfimas, y los coronaviruses se expelen de a uno, es decir, que hay quienes esparcen menos y quienes esparcen más, según cuánto dure la infección y la cantidad de viruses que se fecunden, lo que hace a un total de esparcimiento viral muy variable y extenso, que atraviesa a casi todo el territorio humano, inclusive a los vehículos marítimos y aéreos, y se concentra en los centros urbanos, aunque también se dispersa con el viento para donde sea que lo lleve. La sociedad tiene que saber que el total de infectados no es el de los números gubernamentales, porque éstos no recuentan a los casos menores, que no se testean, son la gran mayoría y que igual contagian. Si no hay conciencia de esto, la humanidad no podrá responder bien ante el virus, lo que nos dificultará salir de la pandemia. La humanidad no está bien preparada para enfrentar al virus, sino al contrario, en una crisis productiva muy grave, por lo que la salida de la pandemia, si se la logra, nos costará mucho, y muchos muertos y enfermos, lo cual proseguirá de distintas formas hasta que hayamos aprendido a ser como debemos.

martes, 13 de abril de 2021

Las nenas están apestosas

 Los chicos, como son muy movedizos, y buscan con poco control la interacción social, deben ser bastante contagiosos si tienen la covid, porque van de acá para allá sintiéndose bien y con ganas de relacionarse. Además, como son tan simpáticos, se ganan la aprobación ajena con más facilidad que la gente mayor, y es difícil echarlos cuando se acercan. Toman pocos recaudos porque están con muy poco riesgo y porque se sienten bien.

El contagio coronavírico de quienes tienen pocos síntomas

 Como la mayoría de los infectados de coronavirus espigado tienen pocos síntomas, hay un esparcimiento del virus por nuestro territorio que se concentra en distintos puntos según por dónde transiten los infectados pero que también se despliega lejos por el viento, de lo que, en general, hay una exposición ínfima intermitente y una mediana cada tanto, así como pocas grandes, la primera de las cuales que no suele causar infecciones pero que a veces las causa y que se potencia con los contagios de mayor carga viral, en que se contrae a los viruses de a muchos. Entonces, hace falta reducir la base de contagios, que son los casos asintomáticos, lo mismo que los de pocos síntomas, que se suman a la base y que llevan a los contagios fuertes, que son los que se testean porque presentan síntomas claros y una fiebre de a partir de 37,5°. Las absorciones de coronaviruses se suman. Hay de bajas, medianas y altas cargas virales. Si se dan de una forma que supera la capacidad del sistema inmunitario para contenerlos, quien se contagie primero se infecta, a partir se lo cual esparce viruses a su alrededor, y, si la infección avanza mucho, se enferma.

 Habría que ver si en verdad existen casos asintomáticos. Un síntoma es un decaimiento, y sería raro que una infección, por más leve que sea, no cause ninguno, porque al cursarla se tienen colonias virales adentro del cuerpo que se alimentan de nuestras células, para lo cual las destruyen, lo que debe generar un decaimiento, aunque sea leve, en todos los casos. Habría que ver si cuestiones como el cansancio leve, la angustia pasajera y las ideas sórdidas de poca duración no son síntomas de infecciones livianas.

Pesificar el ahorro argentino para terminar la inflación causada por el dolarizado

 Gran parte de la inflación de los precios argentinos se debe al ahorro en dólares, un modelo impuesto por la última dictadura y refrendado en la constitución menemista, que le da muchas garantías al capital trasnacional, que acumula en pesos, con los que compra dólares en la banca privada y pública, de forma legal e ilegal, y los envía a las sedes matrices y a las guaridas fiscales, porque su gran demanda, ante poca oferta -que la hay en este país porque sólo Estados Unidos los puede imprimir de curso legal y por el sometimiento de Argentina ante las grandes potencias, que le causa un déficit comercial más o menos constante, que apareja un endeudamiento en dólares permanente, que hace que el gobierno los necesite para pagar sus cuotas-, hace que su precio aumente, y como las economías externas a Estados Unidos transan en el mercado internacional con esta moneda el aumento del precio del dólar les impacta, ocasionando la suba de los precios por la demanda de los insumos externos, que están bastante dolarizados, lo que repercute en los demás rubros, inclusive el salario, por su interconexión. Entonces, hace falta pesificar el ahorro, para lo cual habría que disponerlo y perseguir la compraventa ilegal. El comercio de dólares se debería restringir a la actividad no ahorrativa, y el ahorro en dólares suprimirse, del todo o con excepciones vigiladas. La venta clandestina de dólares, sino es ilegal se la debiera declarar como tal y perseguírsela, porque, de ser legal, igual es poco decente, y le trae perjuicios graves a la sociedad porque aumenta mucho la pobreza.

 En los demás países, salvo Estados Unidos, esto ocurre parecido, según cómo ahorren, pero mucho se da en dólares, y para la fuga. Entonces, respecto a la fuga, el tema principal es la fuga legal, que requerirá medidas en particular, pero también hay que impedir la ilegal. Para ello hay que investigar los movimientos de grandes sumas bancarias puestas en depósitos estancos. El problema mayor son las transferencias a depósitos inactivos, los de atesoramiento individual, pero también hay que estudiar al ahorro pernicioso como un tratorno financiero, de consecuencias sociales y vinculado a manías psicológicas que se relacionan con las creencias de la época y con los padecimientos individuales de la violencia histórica. El ahorro calamitoso tiene que ser bien sancionado, por lo que se merece una crítica justa. De otra forma no se puede resolver bien el tema, y los crímenes financieros tienen mucha vinculación con otros graves y de distintos tipos, como los de la venta de servicios sexuales y el lavado, que son ejecutados en gran escala por la banca legal, es decir, que la banca internacional es muy corrupta y delictiva, por la calaña de los negocios a los que da cabida al aceptar sus depósitos, a los que luego se reinvierte y con los que se especula. Lo mismo hace con el narcotráfico, al que condena en público pero del que acepta los billetes.

domingo, 11 de abril de 2021

Otra falta grave de la reapertura escolar

 Aparte de que aumenta la interacción humana de cerca, atarea a docentes, estudiantes y a sus familiares directos más de lo que lo hace el dictado por internet, siendo que, como la humanidad enfrenta a un virus reforzado, necesita dedicar su energía a elaborar la inmunidad, el trabajo subjetivo de generar y desplegar en combate a glóbulos blancos y anticuerpos, que se completa con la reparación de los destrozos de la enfermedad, que demanda cuestiones como consultar a los médicos, ir a la farmacia, internarse, escupir flemas y soplarse los mocos, ambas tareas estas dos, lo que se dificulta si, además de afrontar la infección, hay que trabajar pesado en otras cosas, que se apesadumbran cuando, durante su ejercicio, se tose y estornuda, por la sospecha de contagio covideano que eso trae, y las preocupaciones subsiguientes sobre la propia salud y la de los convivientes, que a veces terminan en contagios hogareños. Cuantas menos tareas objetivas, mejor se responde al ataque viral, pero algunas son necesarias para nuestra existencia, y a otras es difícil posponerlas porque los defectos del sistema causan necesidades falsas, que son imprescindibles mientras que duran las condiciones que las crean.

De que las constituciones deben legislar un modelo familiar suficiente para el buen orden humano

 Como las leyes entienden a las familias como grupos cerrados que se vinculan entre sí, con parejas bimembres, en general heterosexuales, hijos, abuelos, tíos y primos, que al casarse hacen a suegros, yernos y cuñados, y demás, no se reconoce bien a la humanidad como a una única familia, lo que causa desastres porque se es poco sensible al padecimiento ajeno, al admitirse poco que los extraños a la considerada como familia propia también son propios familiares. Esto permite que las propiedades se hereden de forma excluyente, lo que a la mayoría la priva de bienes y a la minoría la recarga. Además, esto se complica peor porque está atravesado por las formas fetichistas de ver la vida, que llevan a comprensiones equivocadas, que causan peleas vanas, hasta con secuelas incurables, y sufrimientos innecesarios, no sólo de los profundos, que tanto impiden el buen goce como la producción justa, es decir, que no permiten solucionar bien el problema de los pecados propietarios, que hace al modo en que la humanidad existe y se relaciona, entre sí y con las demás especies, tanto las vivas como las muertas.

sábado, 10 de abril de 2021

Amo y amor

 Ambos tienen la misma raíz semántica, la hipotética de "amma", la de "má", que es la palabra de los bebés para llamar a quien les alimenta, que es la madre antes que el padre, pero al señorío se lo connota como malo, al revés que al amor, lo que en la izquierda se feminiza con lo materno por la prédica antipatriarcal, no del todo tal como se debe, por lo que se condena a los amos como tiranos tanto como a los padres, sin juzgar del todo bien a la paternidad ni al amor, que también tiene su maldad, es decir, que la sociedad fetichista tiene mala doctrina amatoria tanto como mal patriarcado, porque entiende mal a la naturaleza por analizarla en términos insuficientes, lo que se relaciona con lo mal que está resuelta la cuestión teísta, con sus presunciones subsiguientes.

 La ambigüedad entre lo relativo a los amos y lo atinente al amor refleja la contradicción humana, que en lo amante mezcla de lo mejor a lo peor, así como el sistema, que hace a la crianza social, mantiene y explota, mientras que manda desde principios algo desbocados.

 Cf. "amo" y "amor" en Et. de Ch., ob. cit.

El salario es una ganancia

 Es algo que se gana, pero su nivel suele ser de subsistencia y de vida modesta. Hay pocos salarios que permitan ahorrar mucho. El problema es que se confunde la ganancia en sí misma con la que obtienen los dueños de las empresas grandes, que en proporción son quienes más la cuentan en público, porque su relato sobre ella tiene mucho lugar en la prensa, pero las ganancias medianas y menores también son cosas que se ganan.

El comunismo es una condición para autorizar el coito entre adultas y niños

 No es una condición absoluta, pero es cercana a serlo, porque para que esa cópula sea justa para con las madres y padres del menor, y sus hermanos, las familias necesitarían una producción igualitaria más o menos buena, y más en particular habría que saber del enamoramiento que hubiera por cada niño sexuado, para que la fornicación no hiera los sentimientos de quienes le amaran pero no copularan con él, o ella, como por ejemplo las tías y los amigos de su edad. Hay maneras sexuales livianas, como los besos en la boca, que son menos problemáticas, pero que igual tendrían que estar bien definidas para darse. Estas son algunas de las condiciones que hay que resolver para que la fornicación entre adultos, o adolescentes, y niñas y niños, sea justa para nuestra especie, pero hay más. De otro modo tal vez pueda ser justa, por razones muy particulares, aunque también muy penosa por la persecusión y el secreto, pero también quizás no lo pueda ser de ningún modo. Como es un tema muy delicado para la sociedad, su resolución depende, por un lado, de que haya una buena licencia social al respecto, pero para eso la sociedad tiene que ser más verdadera, y ordenar bien sus propiedades, e incluso así habría que definir qué prácticas son válidas y cuáles no, lo cual no puede establecerse del todo por adelantado, porque depende, en parte, de cuestiones imprevisibles, pero de las otras se puede predefinir, o establecer criterios generales abiertos. Lo más importante es que la humanidad tenga buena razón para juzgarlo y ponerlo bien en práctica, así sea en formas sublimadas.

 Los pronombres familiares, los de "padre", "madre", "hermano" y así, también tienen su esquematismo falso, ya que se confunde a los dadores de alimento, primero líquido antes que sólido, con los gestantes seminales, que coinciden mucho pero no del todo, así como a la genética directa se la tiene por la única que familiariza, como si las madres, los padres y los hermanos de las familias externas a la propia no fuesen familiares, ni madres, padres y hermanos propios, lo que impide la crianza comunitaria, dejándola reprimida, para enaltecer a grupos familiares que se juntan en torno a una fe monógama absolutizada, con fidelidad por el matrimonio bimembre, a la que a veces se incumple de manera perversa, de lo que el comunismo tiene que replantear el modelo familiar, sus roles y los nombres que se les ponen, así como las definiciones secundarias que se les asignan, tanto como las transgresiones y el modo de entenderlas.

viernes, 9 de abril de 2021

De la alianza progresista con el imperialismo chino

 La expansión china es imperialista, pero en un sentido distinto del usual, aunque, no obstante, igual habrá que criticarla y corregirla, porque tiene sus defectos así como virtudes. Es un imperialismo al que habrá que analizar en detalle y que debe ser mejor que el liberal, a consecuencia del desarrollo histórico en el que se encuentra, pero sus fallas también son muy duras, porque maneja emprendimientos muy sofisticados y de gran escala.

"Hombre" y "humano" son sinónimos

 En general se usa "hombre" para la humanidad masculina. No se dice "la hombre", ni "las hombres", sino "la" y "las mujeres", a diferencia de lo que pasa con "humano", que es bigenérico, aunque sobremasculinizado, pero los sufijos "-bre" y "-ano" no señalan esa distinción. El primero se refiere a llevar, y el segundo a la pertenencia, y se aplican a la idea de lo igual (homo), que figura como "hom-" y como "hum-", pero el significado de las palabras se completa con elementos paralingüísticos y explicaciones connotativas, a veces definidas en falso, y se habló de los hombres para tratar sólo de varones, pero entonces se supuso que las mujeres no eran iguales respecto al sujeto del enunciado, compuesto de varones, algo que tampoco está siempre mal. Depende de a qué igualdad se refiera: si es a la igualdad sexual, definida por los genitales, a la actitudinal, a la que se entiende como de género, o a la de especie.

jueves, 8 de abril de 2021

Sobre las medidas anunciadas ayer por el presidente argentino

 Esta nota especula mucho en algunos temas, así que se la tiene que corregir, y bien.

 El presidente argentino ayer anunció un cierre parcial de actividades para enfrentar el aumento drástico de la infección nacional de coronavirus espigado, con prohibiciones hasta el fin de este mes para las reuniones en departamentos, espacios públicos, salones de juego y fiesta, clubes deportivos y bares y restaurantes, y para la circulación nocturna por la calle. Es una batería de medidas necesarias por lo mucho que se recargó el sistema de salud en como tres semanas, desde el inicio del año laboral más intenso, pero la serie de disposiciones no va a ser tan efectiva como debe porque, entre otras causas, se mantiene el dictado escolar de las clases, que implica que mucha gente comparta espacios cerrados durante tandas de entre 4 y 8 horas, y de menos, y el uso compartido de medios de transporte, paradas de colectivos y veredas. Aún con barbijo, desinfección planificada y ventilación, si no se mueve el aire, como cuando no hay viento, el virus permanece flotando por un rato, aparte de que, mientras que anda afuera nuestro, quizás se agarre a algunas de las superficies que toque, más a unas que a otras según su textura, la que más impacta en sus extremidades, que pueden sacar una fibra para enredarse, pudiéndose soltar a voluntad según cómo nos perciba a su alrededor y a las corrientes aéreas, y lo puede levantar la brisa desde el piso, como la de nuestros pasos, que lo deben subir y hacer volar cerca suyo, antes de volver a caer al suelo, por el tiempo que dure. Puede que elabore una estrategia para entrar en nosotros, si nos siente y al movimiento del aire, así como se traslada en las mascotas y tal vez en los animales silvestres. En los automotores con ventanas abiertas sale volando cuando se desplazan, pero, al detenerse, los viruses espirados durante la frenada flotan dentro de las cabinas vehiculares hasta que los autos vuelven a arrancar, lo mismo que flotan por las librerías y los kioscos, y hasta en la calle cuando no hay viento, donde se les inspira, se les recibe en las retinas, se les carga en las manos, en la superficie de la ropa y en el resto de la piel desnuda y el pelo, tanto como se les expulsa al infectarse con él. Cuando no hay viento, el espacio abierto es como una habitación cerrada, así que entonces también se tiene que permanecer más alejado que lo normal, para apartarle los ojos y el espacio del aire que nos entra cuando inspiramos, así como las manos y nuestra otra superficie. La brisa suave lo transporta lejos, al ras del suelo, aunque de forma dispersa, por cerca de 4 horas, pero muchos, antes de caer a dos metros del piso, revolotean por arriba, de lo que llegan a los pájaros y a los departamentos de los edificios. Algunos pueden trasladarse, en teoría, como 200 kilómetros, si les llevara un viento de 60 por hora, y hasta pueden usar sus brazos de palanca aérea, apretándolos y soltándolos con las espigas para doblar usando la resistencia del aire, como se hace en el agua con las aletas y los remos. Entonces, su infección se refuerza por las cargas ínfimas de traslado lejano, que se combinan con las de los demás mamíferos urbanos en quienes se reproducen, no sólo el hombre, sino varios otros que se contagian, que no llevarán barbijo, como debe haber sido con el coronavirus anterior a éste, que tiene los brazos armados con una fibra que perfora un orificio de la piel celular por el que le entra la simiente viral. Ya desde antes el coronavirus se esparció entre animales pulmonares, reprodujéndose en mamíferos porque, para replicarse, se come el azúcar que alimenta al ADN celular, es de sexualidad alimentaria. Crea filamentos a partir de incorporar la glucosa del núcleo de la célula colonizada, los que, después de extenderse y soltarse de la tira matriz, se rodean de agua y de hasta dos pieles grasosas, la última de las cuales tiene brazos gomosos, de algunos de los cuales, si no de todos, sale la espiga, que es una proteína dura, que pincha la grasa, como la piedra y los pelos. Al entrar a la célula adenaria, las dos pieles del virus se descartan, se las deja afuera suyo, pero les entran las espigas y el ARN viral, que hace una serie de procesos en la célula invadida, que luego de servir para la reproducción viral de a decenas de miles muere al destruírsele el basamento espiralado central, tras lo que las crías de coronaviruses terminan de romper la membrana externa de la célula conquistada y salen de gira con el interés de procrearse. Duran así por poco tiempo, como entre 3 y 4 horas en el espacio externo al viviente huésped, pero, en condiciones particulares, a las que puede que tiendan la humedad, la oscuridad y el frío, se aguantan más. Adentro del cuerpo en que se gestan tal vez duren más porque tienen cerca el agua.

 El cierre de las clases cercanas ayudaría mucho a reducir los contagios y el trabajo social postergable, que dificulta el sanitario que tiene que hacer cada quien, como los de la higiene, pero no sólo depende del gobierno, sino también del pueblo, por lo que, para concretarlo, hace falta que la mayoría del pueblo lo acepte, ya que los gobernantes ejecutivos deciden su política, en parte, de acuerdo a los resultados de las encuestas, porque para implementar sus proyectos necesitan ganar las elecciones. Como la infección cansa, incluso en casos leves, por la respuesta inmune que demanda, se hace preciso reorganizar bien las tareas.

 El dictado de clases en las escuelas requiere de toda una serie de actividades conexas, como las necesarias para el transporte, las de conseguir los útiles, preparar la ropa, buscar dinero, comprar viandas y así otras tantas, que serían menos con clases internéticas, que tienen sus males pero que son menos graves que los de las presenciales. Es notable cómo la cantidad de contagios aumentó en este país desde el inicio de las clases, al principio más entre niños y jóvenes, como los son muchas de sus madres y padres, y después en adultos mayores, pero este comienzo se dio a la vez que el de la actividad económica posterior a las vacaciones, después del carnaval, y el contagio social también es influido por otros factores, como las cepas nuevas y las manifestaciones callejeras, que también son prescindibles por un plazo corto, como de semanas o meses, hasta un año y tanto, o poco más, aunque tampoco son siempre bien aplazables. El asunto es que, si se hiciera el encierro como corresponde, en cuatro meses, más o menos, se controlaría la infección, pero ello está boicoteado por el macrismo y el gobierno argentino tiene poco presupuesto para subsidiarlo. Para imponerlo tendría que aplicar una política policial y militar muy estricta, y el pueblo la tendría que soportar, siendo que es contradictorio y algo errático para hacerlo, y que el gobierno le hace mucho caso a la prensa hegemónica y a las encuestas, que, además de tener sus aciertos y errores, siempre están politizadas. Cuanto mejor se cuide, menos se enfermará y morirá, y algunos morirán. Esta es una época en que la humanidad realiza distintas formas de duelo.

 El coronavirus nuevo es como un bicho microscópico, que al infectar a alguien se le esparce por dentro y por fuera durante días, sobre todo al toser y estornudar, si se le detiene, en general, como por dos semanas, pero puede permanecer hasta darle muerte a los enfermos, y dejar secuelas, a veces graves y duraderas, y que transita por un rato antes de perecer, si es que no se le contagia a alguien, y cuando le ingresa no siempre llega a reproducirse, pero cuando lo logra lo hace de a decenas de miles por virus gestante. Entonces, hay que identificar bien la infección social, que es mucho mayor que la cantidad de enfermos detectados con la PCR porque la mayoría de los infectados cursa el contagio sin o con pocos síntomas, que no suelen hisoparse por lo que cuesta hacer el testeo y porque no está en riesgo la vida del paciente.

 Con las clases presenciales las madres y padres de estudiantes se distindieron del estrés doméstico del año pasado dado por el encierro de los hijos, pero el relajo hace que se les tema, ya que, cuando vuelven de la escuela, no se sabe si están infectados, lo que trae una preocupación angustiante, aparte de los contagios de adultos habidos por esta vía, que se incrementarán mientras que dure este modo de enseñanza, con sus repercusiones en las y los hombres que les circundamos.

 Hay una explicación que dice que el filamento árnico del coronavirus, cuando entra a la célula atracada, le pervierte el funcionamiento, cuya base es árnica, pero de eso no entiendo mucho. El núcleo celular humano es adenario, pero el ADN es una sustancia más compleja que el ARN, por lo que es árnico. Es como un ARN enriquecido, con menos oxígeno pero que tiene una base más cargada de materia, ya que la timina es más grande que el uracilo. A la vez, el ARN transita por las células, con varias tareas, como la de mensajería intracorporal. Lo cierto es que después de que el coronavirus entra a la célula adenaria y le consume el interior, la célula grande muere y de ella salen de a decenas de miles de viruses, y eso ocurre en una sola, siendo que en las infecciones las células ocupadas son muchas, y así y todo muchas veces se cura, siempre dejando destrucciones y a veces con daños graves perdurables, y otras con menores, que pueden perdurar o irse, y está el recontagio con cepas más fuertes. Entonces, lo que corresponde es la reclusión estricta, con la actividad social mínima para subsistir durante la vacunación, pero la dirigencia del sistema no lo permite, porque tiene manías acumulativas que la impulsan a buscar aumentar sus ganancias, una actitud que se toma poco como patológica. Si la humanidad no fuera perversa enfrentaría mejor la pandemia, por lo que deberá dejar de pervertirse. La acumulación desmedida de capital dificulta el tratamiento social para la covid porque, al empobrecer a gran parte de la población, la fuerza a salir a trabajar, por no tener ahorros para costear la reclusión. Otra parte de las tareas sí es del todo imprescindible, pero ésta lo es sólo por nuestra ineptitud para manejar bien las ganancias.