Entre otras cosas, es para criticarlo bien, porque tiene muchas faltas. Es una obra en proceso, o sea que las notas fueron retocadas, y reiteran varias veces los mismos temas. Para escribirme, hacerlo a juanchaves.baires@gmail.com.

viernes, 30 de abril de 2021

El llamado "neoliberalismo" es un liberalismo extremo

 El liberalismo oligárquico, que es fanático, es el llamado "neoliberalismo". El liberalismo moderado, el del intervencionismo progresista que mantiene al capitalismo plusvalorizante, la república mal representativa y el ecumenismo teológico en el que predomina el monoteísmo protestante, también es liberal, pero de un liberalismo moderado, que si bien es insuficiente para resolver bien la crisis humana es necesario para la fase de transición al socialismo, al menos donde el liberalismo extremo sea una fuerza con posibilidades de ganar la presidencia, o se sostenga en el mandato constitucional, o de facto. Uno, el conservador, es el liberalismo ortodoxo, y el otro, que es progresista, es el heterodoxo, que a su vez se subdivide entre teísta, sea capitalista o socialista, y ateo, al que pertenece parte de la socialdemocracia, a la que se le llama "socioliberal". El liberalismo heterodoxo teísta abarca tanto al cristianismo moderado, con sus ramificaciones católicas, ortodoxas y protestantes, como al islamismo y al hinduísmo de centro, con figuras como al-Ásad y Gandhi, y es más grande aún, con la participación de las corrientes políticas de las demás religiones ecuménicas de centro. El liberalismo ortodoxo va desde la derecha conservadora hasta la reaccionaria, mientras que el heterodoxo desde el centroderecha al centroizquierda, pero no todo el centroizquierda es liberal, ya que una parte suya es libertaria, esto es, crítica del ecumenismo teológico y el republicanismo verticalista.

 El capitalismo actual es pervalorante, es decir, que valora mal, lo que viene de lo mal que se reconoce la realidad, una cuestión que determina que alguna gente cobre menos plata de la que se merece y que otra lo haga de más, un tema definido por la tenencia o no de las grandes empresas. A los dueños se les plusvaloriza, y a los empleados se les minusvalora, esto también de acuerdo a la disciplina de cada quien, a la que se mide en términos que no son del todo verdaderos. Se trata a los obreros como a pobres diablos, suponiendo que los diablos existen, y a los dueños de las empresas grandes como a grandes divinos, como si fuesen angelicales, y en el medio quedan los y las modestas, en una zona como purgatoriera, de virtuosos flojos y pecadores rescatables. Se aprecia a la gente según su cumplimiento de los mandatos de fe, a veces fingidos, con sus consecuencias en los ingresos personales, aunque esto suceda de manera relativa, con excepciones y variantes. Como es un tema fetichizado, no está definido de veras.

viernes, 23 de abril de 2021

Del impacto psicológico de la covid

 Habría que preguntarle a quienes tuvieron la covid si, durante la infección, no tuvieron malos pensamientos, como el de que sus seres queridos les odiaban en secreto, o que deseaban su muerte, o cosas así.

martes, 20 de abril de 2021

Se nos mueren los abuelos

Junto a algunas de nuestras madres, padres, hermanos e hijas, se nos están muriendo nuestros abuelos, y seguirán muriendo, y en masa, si no paramos la pandemia, por lo que las medidas pesadas se hacen obligatorias. Hace falta el mayor cierre que se pueda conseguir de buena forma, de inmediato y por un plazo mediano. El pueblo tiene que expresarse sobre qué política quiere, si una que nos brinde libertades mortificantes u otra que las disponga en resguardo de nuestra salud. La salud es condición para la economía, y la economía para la educación, por lo que hay que establecer bien las prioridades.

sábado, 17 de abril de 2021

Sobre la vacunación anticovid

 Hay que priorizar la aplicación de la primera dosis, salvo en las vacunas que sí o sí tienen que darse las dos, porque la inmunidad necesaria es internacional, somos como 7 mil 500 millones y vamos por cerca del 6%, como 450 millones de hombres. La cantidad mundial de personas vacunadas determina bastante la demanda internacional, que a su vez define lo que puede conseguir cada país, con desigualdades geopolíticas, por lo que se anticipa un período de vacunación prolongado en semestres, que requerirá perfeccionamientos, de lo que hace falta reforzar lo suficiente las medidas mitigadoras del contagio, que llegaron a anularlo en algunos países, pero entonces se debe vencer el sabotaje reaccionario a la sanitización progresista, que opera por distintas vías, se adapta a los cambios históricos y se apoya en nuestra negligencia y en nuestras debilidades. La reacción, como es algo delincuente, debe ser judicializada, y mucho, por el lado de los delitos más fáciles de probar, pero también por los menos fáciles y por los difíciles, según corresponda, aunque sean pocos. Se requiere una buena estrategia jurídica, y su buena implementación.

A la libertad hay que ganársela con la disciplina social necesaria para la salud colectiva

 Durante esta pandemia, los distritos con infectados tienen que hacer una reclusión general, que debe abrirse de a poco si el distrito llegara a sanearse, con ningún contagio diario, y a condición de que vuelva a cerrarse si se le renuevan los contagios, todo esto hasta que haya la inmunidad vacunatoria suficiente para reabrir de otro modo. La gente a la que no le alcance el dinero para subsistir tiene que recibir subsidio. La recreación y el relajo se tienen que hacer en los domicilios propios.

viernes, 16 de abril de 2021

El coronavirus llega más lejos cuando se habla

 Al hablar se expulsa el aire con más fuerza que al espirar, y con el sonido de las cuerdas vocales, al que se empuja hasta su destino, por lo que, toda esa materia, lleva al coronavirus más lejos que la respiración, pero no debe ser mucho más lejos, salvo que haya viento, pero ahí da casi lo mismo que cuando se lo exhala. Hace falta que se entienda a las claras cómo transita el virus, para que se sepa cómo tratarlo.

De la relación entre la incertidumbre actual y las fallas axiomáticas de nuestra teología

 La teología humana se basa mucho en una hipótesis que no ha sido lo suficientemente bien fundamentada, por lo que la demostración de su veracidad es insegura: cada tanto se la vuelve a criticar, sin que se haya concluido bien la discusión, pero, como la humanidad se ordena, en parte, de acuerdo a lo que cree, esa falta de certeza causa equivocaciones en la práctica colectiva de la especie, que hacen a los pesares que vivimos.

miércoles, 14 de abril de 2021

Tienen que cerrar más los comercios

 Alberto Fernández acaba de anunciar el cierre de las clases escolares, lo que está muy bien, pero va a faltar que cierren más los comercios, que en esta situación excepcional debieran operar, si correspondiera, con venta por envío y al paso, sin el ingreso de los clientes a los locales, y si debieran suspender su actividad tendrían que usar ahorros o recibir subsidios. Para aperturas mayores a las mínimas el distrito se debe sanear, o sea, que no debe registrar contagios fuertes, de los que se hisopan.

La poligamia machista principal está sobrestimada

 Así como la moral dominante condena las transgresiones a la fidelidad matrimonial hechas por las mujeres con el insulto de puta, y a la homosexualidad masculina la califica igual, con definiciones falsas, a la cópula masculina extramatrimonial se la festeja como algo positivo, como cosa de ganadores, pero no es un buen triunfo, por lo que no satisface todo lo que se quiere. Tanto como calificar bien a las mujeres promiscuas hay que hacerlo con los varones homosexuales, lo mismo que a la poligamia heterosexual masculina, como las demás, pero para eso la sociedad tiene que reconocer abiertamente sus sentimientos amatorios, a cuya expresión se reprime por prejuicios religiosos y tabúes, de los que hay que saber para ordenar bien la conducta sexual, de lo que se tiene que poder hablar abiertamente, siempre que sea de buen modo.

Sobre las infecciones leves de coronavirus

 La mayor parte de la humanidad que se contagia de coronavirus lo hace sin síntomas notados, ya que algún decaimiento tiene que haber, porque la infección viral destruye células propias y demanda un esfuerzo inmunitario, que depende del estado de salud del cuerpo humano y de la cantidad de viruses que le entren. Mucho no se nota a los síntomas leves porque la sociedad los desatiende, por nuestra brutalidad, que es la de la explotación humana, de liderazgo fideísta, que sobrevalora al trabajo, por lo que, ante problemas de salud ligeros, no responde como debiera y manda a laburar a los golpes, tiene esa coerción, que se sostiene en el ejército y la policía y que se basa en la ley y en la moral predominantes, que se instauran en la letra de la constitución de los estados. Una vez que un virus entra en una céula humana, se replica de a decenas de miles, adentro de nuestro cuerpo, y muchas de esas decenas de miles se vuelven a replicar de a decenas de miles en cada célula humana a la que ingresan, lo que da una cuenta de a trillones. Los glóbulos blancos los persiguen, se los comen, un proceso que se llama "fagocitosis", y les tapan las espigas con anticuerpos, lo que les es más fácil, porque la fagocitosis requiere de gran esfuerzo digestivo, a diferencia de la obstrucción de las espigas, que hace que el virus no pueda reproducirse, por lo que después de un tiempo se muere, si es que no logra destaparse la salidera de la espiga, a lo que aprendió a hacer y lo que le da más fuerza, una cuestión más desarrollada en las cepas nuevas, que deben provenir de los primeros coronaviruses que se hayan librado y desenvuelto esa adaptación, heredada a sus descendientes directos, como un aprendizaje que se traspasa genéticamente. Entonces, las cepas nuevas son más difíciles de vencer. En general se las vence, pero lo particular también importa. Al coronavirus le cuesta sacarse las tapas, por lo que a veces no lo logra. Cuando el sistema inmune humano se refuerza con las vacunas, se llena de glóbulos blancos y de anticuerpos, por lo que, cuando le entran los viruses, está mejor preparado para combatirlos, pero igual así se infecta, pero con infecciones menos grandes, de colonización viral menor.

 Algunos hombres se deben agarrar infecciones ínfimas, y los coronaviruses se expelen de a uno, es decir, que hay quienes esparcen menos y quienes esparcen más, según cuánto dure la infección y la cantidad de viruses que se fecunden, lo que hace a un total de esparcimiento viral muy variable y extenso, que atraviesa a casi todo el territorio humano, inclusive a los vehículos marítimos y aéreos, y se concentra en los centros urbanos, aunque también se dispersa con el viento para donde sea que lo lleve. La sociedad tiene que saber que el total de infectados no es el de los números gubernamentales, porque éstos no recuentan a los casos menores, que no se testean, son la gran mayoría y que igual contagian. Si no hay conciencia de esto, la humanidad no podrá responder bien ante el virus, lo que nos dificultará salir de la pandemia. La humanidad no está bien preparada para enfrentar al virus, sino al contrario, en una crisis productiva muy grave, por lo que la salida de la pandemia, si se la logra, nos costará mucho, y muchos muertos y enfermos, lo cual proseguirá de distintas formas hasta que hayamos aprendido a ser como debemos.

martes, 13 de abril de 2021

Las nenas están apestosas

 Los chicos, como son muy movedizos, y buscan con poco control la interacción social, deben ser bastante contagiosos si tienen la covid, porque van de acá para allá sintiéndose bien y con ganas de relacionarse. Además, como son tan simpáticos, se ganan la aprobación ajena con más facilidad que la gente mayor, y es difícil echarlos cuando se acercan. Toman pocos recaudos porque están con muy poco riesgo y porque se sienten bien.

El contagio coronavírico de quienes tienen pocos síntomas

 Como la mayoría de los infectados de coronavirus espigado tienen pocos síntomas, hay un esparcimiento del virus por nuestro territorio que se concentra en distintos puntos según por dónde transiten los infectados pero que también se despliega lejos por el viento, de lo que, en general, hay una exposición ínfima intermitente y una mediana cada tanto, así como pocas grandes, la primera de las cuales que no suele causar infecciones pero que a veces las causa y que se potencia con los contagios de mayor carga viral, en que se contrae a los viruses de a muchos. Entonces, hace falta reducir la base de contagios, que son los casos asintomáticos, lo mismo que los de pocos síntomas, que se suman a la base y que llevan a los contagios fuertes, que son los que se testean porque presentan síntomas claros y una fiebre de a partir de 37,5°. Las absorciones de coronaviruses se suman. Hay de bajas, medianas y altas cargas virales. Si se dan de una forma que supera la capacidad del sistema inmunitario para contenerlos, quien se contagie primero se infecta, a partir se lo cual esparce viruses a su alrededor, y, si la infección avanza mucho, se enferma.

 Habría que ver si en verdad existen casos asintomáticos. Un síntoma es un decaimiento, y sería raro que una infección, por más leve que sea, no cause ninguno, porque al cursarla se tienen colonias virales adentro del cuerpo que se alimentan de nuestras células, para lo cual las destruyen, lo que debe generar un decaimiento, aunque sea leve, en todos los casos. Habría que ver si cuestiones como el cansancio leve, la angustia pasajera y las ideas sórdidas de poca duración no son síntomas de infecciones livianas.

Pesificar el ahorro argentino para terminar la inflación causada por el dolarizado

 Gran parte de la inflación de los precios argentinos se debe al ahorro en dólares, un modelo impuesto por la última dictadura y refrendado en la constitución menemista, que le da muchas garantías al capital trasnacional, que acumula en pesos, con los que compra dólares en la banca privada y pública, de forma legal e ilegal, y los envía a las sedes matrices y a las guaridas fiscales, porque su gran demanda, ante poca oferta -que la hay en este país porque sólo Estados Unidos los puede imprimir de curso legal y por el sometimiento de Argentina ante las grandes potencias, que le causa un déficit comercial más o menos constante, que apareja un endeudamiento en dólares permanente, que hace que el gobierno los necesite para pagar sus cuotas-, hace que su precio aumente, y como las economías externas a Estados Unidos transan en el mercado internacional con esta moneda el aumento del precio del dólar les impacta, ocasionando la suba de los precios por la demanda de los insumos externos, que están bastante dolarizados, lo que repercute en los demás rubros, inclusive el salario, por su interconexión. Entonces, hace falta pesificar el ahorro, para lo cual habría que disponerlo y perseguir la compraventa ilegal. El comercio de dólares se debería restringir a la actividad no ahorrativa, y el ahorro en dólares suprimirse, del todo o con excepciones vigiladas. La venta clandestina de dólares, sino es ilegal se la debiera declarar como tal y perseguírsela, porque, de ser legal, igual es poco decente, y le trae perjuicios graves a la sociedad porque aumenta mucho la pobreza.

 En los demás países, salvo Estados Unidos, esto ocurre parecido, según cómo ahorren, pero mucho se da en dólares, y para la fuga. Entonces, respecto a la fuga, el tema principal es la fuga legal, que requerirá medidas en particular, pero también hay que impedir la ilegal. Para ello hay que investigar los movimientos de grandes sumas bancarias puestas en depósitos estancos. El problema mayor son las transferencias a depósitos inactivos, los de atesoramiento individual, pero también hay que estudiar al ahorro pernicioso como un tratorno financiero, de consecuencias sociales y vinculado a manías psicológicas que se relacionan con las creencias de la época y con los padecimientos individuales de la violencia histórica. El ahorro calamitoso tiene que ser bien sancionado, por lo que se merece una crítica justa. De otra forma no se puede resolver bien el tema, y los crímenes financieros tienen mucha vinculación con otros graves y de distintos tipos, como los de la venta de servicios sexuales y el lavado, que son ejecutados en gran escala por la banca legal, es decir, que la banca internacional es muy corrupta y delictiva, por la calaña de los negocios a los que da cabida al aceptar sus depósitos, a los que luego se reinvierte y con los que se especula. Lo mismo hace con el narcotráfico, al que condena en público pero del que acepta los billetes.

domingo, 11 de abril de 2021

Otra falta grave de la reapertura escolar

 Aparte de que aumenta la interacción humana de cerca, atarea a docentes, estudiantes y a sus familiares directos más de lo que lo hace el dictado por internet, siendo que, como la humanidad enfrenta a un virus reforzado, necesita dedicar su energía a elaborar la inmunidad, el trabajo subjetivo de generar y desplegar en combate a glóbulos blancos y anticuerpos, que se completa con la reparación de los destrozos de la enfermedad, que demanda cuestiones como consultar a los médicos, ir a la farmacia, internarse, escupir flemas y soplarse los mocos, ambas tareas estas dos, lo que se dificulta si, además de afrontar la infección, hay que trabajar pesado en otras cosas, que se apesadumbran cuando, durante su ejercicio, se tose y estornuda, por la sospecha de contagio covideano que eso trae, y las preocupaciones subsiguientes sobre la propia salud y la de los convivientes, que a veces terminan en contagios hogareños. Cuantas menos tareas objetivas, mejor se responde al ataque viral, pero algunas son necesarias para nuestra existencia, y a otras es difícil posponerlas porque los defectos del sistema causan necesidades falsas, que son imprescindibles mientras que duran las condiciones que las crean.

De que las constituciones deben legislar un modelo familiar suficiente para el buen orden humano

 Como las leyes entienden a las familias como grupos cerrados que se vinculan entre sí, con parejas bimembres, en general heterosexuales, hijos, abuelos, tíos y primos, que al casarse hacen a suegros, yernos y cuñados, y demás, no se reconoce bien a la humanidad como a una única familia, lo que causa desastres porque se es poco sensible al padecimiento ajeno, al admitirse poco que los extraños a la considerada como familia propia también son propios familiares. Esto permite que las propiedades se hereden de forma excluyente, lo que a la mayoría la priva de bienes y a la minoría la recarga. Además, esto se complica peor porque está atravesado por las formas fetichistas de ver la vida, que llevan a comprensiones equivocadas, que causan peleas vanas, hasta con secuelas incurables, y sufrimientos innecesarios, no sólo de los profundos, que tanto impiden el buen goce como la producción justa, es decir, que no permiten solucionar bien el problema de los pecados propietarios, que hace al modo en que la humanidad existe y se relaciona, entre sí y con las demás especies, tanto las vivas como las muertas.

sábado, 10 de abril de 2021

Amo y amor

 Ambos tienen la misma raíz semántica, la hipotética de "amma", la de "má", que es la palabra de los bebés para llamar a quien les alimenta, que es la madre antes que el padre, pero al señorío se lo connota como malo, al revés que al amor, lo que en la izquierda se feminiza con lo materno por la prédica antipatriarcal, no del todo tal como se debe, por lo que se condena a los amos como tiranos tanto como a los padres, sin juzgar del todo bien a la paternidad ni al amor, que también tiene su maldad, es decir, que la sociedad fetichista tiene mala doctrina amatoria tanto como mal patriarcado, porque entiende mal a la naturaleza por analizarla en términos insuficientes, lo que se relaciona con lo mal que está resuelta la cuestión teísta, con sus presunciones subsiguientes.

 La ambigüedad entre lo relativo a los amos y lo atinente al amor refleja la contradicción humana, que en lo amante mezcla de lo mejor a lo peor, así como el sistema, que hace a la crianza social, mantiene y explota, mientras que manda desde principios algo desbocados.

 Cf. "amo" y "amor" en Et. de Ch., ob. cit.

El salario es una ganancia

 Es algo que se gana, pero su nivel suele ser de subsistencia y de vida modesta. Hay pocos salarios que permitan ahorrar mucho. El problema es que se confunde la ganancia en sí misma con la que obtienen los dueños de las empresas grandes, que en proporción son quienes más la cuentan en público, porque su relato sobre ella tiene mucho lugar en la prensa, pero las ganancias medianas y menores también son cosas que se ganan.

El comunismo es una condición para autorizar el coito entre adultas y niños

 No es una condición absoluta, pero es cercana a serlo, porque para que esa cópula sea justa para con las madres y padres del menor, y sus hermanos, las familias necesitarían una producción igualitaria más o menos buena, y más en particular habría que saber del enamoramiento que hubiera por cada niño sexuado, para que la fornicación no hiera los sentimientos de quienes le amaran pero no copularan con él, o ella, como por ejemplo las tías y los amigos de su edad. Hay maneras sexuales livianas, como los besos en la boca, que son menos problemáticas, pero que igual tendrían que estar bien definidas para darse. Estas son algunas de las condiciones que hay que resolver para que la fornicación entre adultos, o adolescentes, y niñas y niños, sea justa para nuestra especie, pero hay más. De otro modo tal vez pueda ser justa, por razones muy particulares, aunque también muy penosa por la persecusión y el secreto, pero también quizás no lo pueda ser de ningún modo. Como es un tema muy delicado para la sociedad, su resolución depende, por un lado, de que haya una buena licencia social al respecto, pero para eso la sociedad tiene que ser más verdadera, y ordenar bien sus propiedades, e incluso así habría que definir qué prácticas son válidas y cuáles no, lo cual no puede establecerse del todo por adelantado, porque depende, en parte, de cuestiones imprevisibles, pero de las otras se puede predefinir, o establecer criterios generales abiertos. Lo más importante es que la humanidad tenga buena razón para juzgarlo y ponerlo bien en práctica, así sea en formas sublimadas.

 Los pronombres familiares, los de "padre", "madre", "hermano" y así, también tienen su esquematismo falso, ya que se confunde a los dadores de alimento, primero líquido antes que sólido, con los gestantes seminales, que coinciden mucho pero no del todo, así como a la genética directa se la tiene por la única que familiariza, como si las madres, los padres y los hermanos de las familias externas a la propia no fuesen familiares, ni madres, padres y hermanos propios, lo que impide la crianza comunitaria, dejándola reprimida, para enaltecer a grupos familiares que se juntan en torno a una fe monógama absolutizada, con fidelidad por el matrimonio bimembre, a la que a veces se incumple de manera perversa, de lo que el comunismo tiene que replantear el modelo familiar, sus roles y los nombres que se les ponen, así como las definiciones secundarias que se les asignan, tanto como las transgresiones y el modo de entenderlas.

viernes, 9 de abril de 2021

De la alianza progresista con el imperialismo chino

 La expansión china es imperialista, pero en un sentido distinto del usual, aunque, no obstante, igual habrá que criticarla y corregirla, porque tiene sus defectos así como virtudes. Es un imperialismo al que habrá que analizar en detalle y que debe ser mejor que el liberal, a consecuencia del desarrollo histórico en el que se encuentra, pero sus fallas también son muy duras, porque maneja emprendimientos muy sofisticados y de gran escala.

"Hombre" y "humano" son sinónimos

 En general se usa "hombre" para la humanidad masculina. No se dice "la hombre", ni "las hombres", sino "la" y "las mujeres", a diferencia de lo que pasa con "humano", que es bigenérico, aunque sobremasculinizado, pero los sufijos "-bre" y "-ano" no señalan esa distinción. El primero se refiere a llevar, y el segundo a la pertenencia, y se aplican a la idea de lo igual (homo), que figura como "hom-" y como "hum-", pero el significado de las palabras se completa con elementos paralingüísticos y explicaciones connotativas, a veces definidas en falso, y se habló de los hombres para tratar sólo de varones, pero entonces se supuso que las mujeres no eran iguales respecto al sujeto del enunciado, compuesto de varones, algo que tampoco está siempre mal. Depende de a qué igualdad se refiera: si es a la igualdad sexual, definida por los genitales, a la actitudinal, a la que se entiende como de género, o a la de especie.

jueves, 8 de abril de 2021

Sobre las medidas anunciadas ayer por el presidente argentino

 Esta nota especula mucho en algunos temas, así que se la tiene que corregir, y bien.

 El presidente argentino ayer anunció un cierre parcial de actividades para enfrentar el aumento drástico de la infección nacional de coronavirus espigado, con prohibiciones hasta el fin de este mes para las reuniones en departamentos, espacios públicos, salones de juego y fiesta, clubes deportivos y bares y restaurantes, y para la circulación nocturna por la calle. Es una batería de medidas necesarias por lo mucho que se recargó el sistema de salud en como tres semanas, desde el inicio del año laboral más intenso, pero la serie de disposiciones no va a ser tan efectiva como debe porque, entre otras causas, se mantiene el dictado escolar de las clases, que implica que mucha gente comparta espacios cerrados durante tandas de entre 4 y 8 horas, y de menos, y el uso compartido de medios de transporte, paradas de colectivos y veredas. Aún con barbijo, desinfección planificada y ventilación, si no se mueve el aire, como cuando no hay viento, el virus permanece flotando por un rato, aparte de que, mientras que anda afuera nuestro, quizás se agarre a algunas de las superficies que toque, más a unas que a otras según su textura, la que más impacta en sus extremidades, que pueden sacar una fibra para enredarse, pudiéndose soltar a voluntad según cómo nos perciba a su alrededor y a las corrientes aéreas, y lo puede levantar la brisa desde el piso, como la de nuestros pasos, que lo deben subir y hacer volar cerca suyo, antes de volver a caer al suelo, por el tiempo que dure. Puede que elabore una estrategia para entrar en nosotros, si nos siente y al movimiento del aire, así como se traslada en las mascotas y tal vez en los animales silvestres. En los automotores con ventanas abiertas sale volando cuando se desplazan, pero, al detenerse, los viruses espirados durante la frenada flotan dentro de las cabinas vehiculares hasta que los autos vuelven a arrancar, lo mismo que flotan por las librerías y los kioscos, y hasta en la calle cuando no hay viento, donde se les inspira, se les recibe en las retinas, se les carga en las manos, en la superficie de la ropa y en el resto de la piel desnuda y el pelo, tanto como se les expulsa al infectarse con él. Cuando no hay viento, el espacio abierto es como una habitación cerrada, así que entonces también se tiene que permanecer más alejado que lo normal, para apartarle los ojos y el espacio del aire que nos entra cuando inspiramos, así como las manos y nuestra otra superficie. La brisa suave lo transporta lejos, al ras del suelo, aunque de forma dispersa, por cerca de 4 horas, pero muchos, antes de caer a dos metros del piso, revolotean por arriba, de lo que llegan a los pájaros y a los departamentos de los edificios. Algunos pueden trasladarse, en teoría, como 200 kilómetros, si les llevara un viento de 60 por hora, y hasta pueden usar sus brazos de palanca aérea, apretándolos y soltándolos con las espigas para doblar usando la resistencia del aire, como se hace en el agua con las aletas y los remos. Entonces, su infección se refuerza por las cargas ínfimas de traslado lejano, que se combinan con las de los demás mamíferos urbanos en quienes se reproducen, no sólo el hombre, sino varios otros que se contagian, que no llevarán barbijo, como debe haber sido con el coronavirus anterior a éste, que tiene los brazos armados con una fibra que perfora un orificio de la piel celular por el que le entra la simiente viral. Ya desde antes el coronavirus se esparció entre animales pulmonares, reprodujéndose en mamíferos porque, para replicarse, se come el azúcar que alimenta al ADN celular, es de sexualidad alimentaria. Crea filamentos a partir de incorporar la glucosa del núcleo de la célula colonizada, los que, después de extenderse y soltarse de la tira matriz, se rodean de agua y de hasta dos pieles grasosas, la última de las cuales tiene brazos gomosos, de algunos de los cuales, si no de todos, sale la espiga, que es una proteína dura, que pincha la grasa, como la piedra y los pelos. Al entrar a la célula adenaria, las dos pieles del virus se descartan, se las deja afuera suyo, pero les entran las espigas y el ARN viral, que hace una serie de procesos en la célula invadida, que luego de servir para la reproducción viral de a decenas de miles muere al destruírsele el basamento espiralado central, tras lo que las crías de coronaviruses terminan de romper la membrana externa de la célula conquistada y salen de gira con el interés de procrearse. Duran así por poco tiempo, como entre 3 y 4 horas en el espacio externo al viviente huésped, pero, en condiciones particulares, a las que puede que tiendan la humedad, la oscuridad y el frío, se aguantan más. Adentro del cuerpo en que se gestan tal vez duren más porque tienen cerca el agua.

 El cierre de las clases cercanas ayudaría mucho a reducir los contagios y el trabajo social postergable, que dificulta el sanitario que tiene que hacer cada quien, como los de la higiene, pero no sólo depende del gobierno, sino también del pueblo, por lo que, para concretarlo, hace falta que la mayoría del pueblo lo acepte, ya que los gobernantes ejecutivos deciden su política, en parte, de acuerdo a los resultados de las encuestas, porque para implementar sus proyectos necesitan ganar las elecciones. Como la infección cansa, incluso en casos leves, por la respuesta inmune que demanda, se hace preciso reorganizar bien las tareas.

 El dictado de clases en las escuelas requiere de toda una serie de actividades conexas, como las necesarias para el transporte, las de conseguir los útiles, preparar la ropa, buscar dinero, comprar viandas y así otras tantas, que serían menos con clases internéticas, que tienen sus males pero que son menos graves que los de las presenciales. Es notable cómo la cantidad de contagios aumentó en este país desde el inicio de las clases, al principio más entre niños y jóvenes, como los son muchas de sus madres y padres, y después en adultos mayores, pero este comienzo se dio a la vez que el de la actividad económica posterior a las vacaciones, después del carnaval, y el contagio social también es influido por otros factores, como las cepas nuevas y las manifestaciones callejeras, que también son prescindibles por un plazo corto, como de semanas o meses, hasta un año y tanto, o poco más, aunque tampoco son siempre bien aplazables. El asunto es que, si se hiciera el encierro como corresponde, en cuatro meses, más o menos, se controlaría la infección, pero ello está boicoteado por el macrismo y el gobierno argentino tiene poco presupuesto para subsidiarlo. Para imponerlo tendría que aplicar una política policial y militar muy estricta, y el pueblo la tendría que soportar, siendo que es contradictorio y algo errático para hacerlo, y que el gobierno le hace mucho caso a la prensa hegemónica y a las encuestas, que, además de tener sus aciertos y errores, siempre están politizadas. Cuanto mejor se cuide, menos se enfermará y morirá, y algunos morirán. Esta es una época en que la humanidad realiza distintas formas de duelo.

 El coronavirus nuevo es como un bicho microscópico, que al infectar a alguien se le esparce por dentro y por fuera durante días, sobre todo al toser y estornudar, si se le detiene, en general, como por dos semanas, pero puede permanecer hasta darle muerte a los enfermos, y dejar secuelas, a veces graves y duraderas, y que transita por un rato antes de perecer, si es que no se le contagia a alguien, y cuando le ingresa no siempre llega a reproducirse, pero cuando lo logra lo hace de a decenas de miles por virus gestante. Entonces, hay que identificar bien la infección social, que es mucho mayor que la cantidad de enfermos detectados con la PCR porque la mayoría de los infectados cursa el contagio sin o con pocos síntomas, que no suelen hisoparse por lo que cuesta hacer el testeo y porque no está en riesgo la vida del paciente.

 Con las clases presenciales las madres y padres de estudiantes se distindieron del estrés doméstico del año pasado dado por el encierro de los hijos, pero el relajo hace que se les tema, ya que, cuando vuelven de la escuela, no se sabe si están infectados, lo que trae una preocupación angustiante, aparte de los contagios de adultos habidos por esta vía, que se incrementarán mientras que dure este modo de enseñanza, con sus repercusiones en las y los hombres que les circundamos.

 Hay una explicación que dice que el filamento árnico del coronavirus, cuando entra a la célula atracada, le pervierte el funcionamiento, cuya base es árnica, pero de eso no entiendo mucho. El núcleo celular humano es adenario, pero el ADN es una sustancia más compleja que el ARN, por lo que es árnico. Es como un ARN enriquecido, con menos oxígeno pero que tiene una base más cargada de materia, ya que la timina es más grande que el uracilo. A la vez, el ARN transita por las células, con varias tareas, como la de mensajería intracorporal. Lo cierto es que después de que el coronavirus entra a la célula adenaria y le consume el interior, la célula grande muere y de ella salen de a decenas de miles de viruses, y eso ocurre en una sola, siendo que en las infecciones las células ocupadas son muchas, y así y todo muchas veces se cura, siempre dejando destrucciones y a veces con daños graves perdurables, y otras con menores, que pueden perdurar o irse, y está el recontagio con cepas más fuertes. Entonces, lo que corresponde es la reclusión estricta, con la actividad social mínima para subsistir durante la vacunación, pero la dirigencia del sistema no lo permite, porque tiene manías acumulativas que la impulsan a buscar aumentar sus ganancias, una actitud que se toma poco como patológica. Si la humanidad no fuera perversa enfrentaría mejor la pandemia, por lo que deberá dejar de pervertirse. La acumulación desmedida de capital dificulta el tratamiento social para la covid porque, al empobrecer a gran parte de la población, la fuerza a salir a trabajar, por no tener ahorros para costear la reclusión. Otra parte de las tareas sí es del todo imprescindible, pero ésta lo es sólo por nuestra ineptitud para manejar bien las ganancias.

miércoles, 7 de abril de 2021

Para los fondos de inversión de obreros comunes

 La derecha dice que, si no se mantienen las superganancias del gran capital, no habría el incentivo principal para las grandes inversiones, pero estas ganancias deterioran la economía popular, por lo mucho que la empobrecen, y se vuelcan poco a los rubros básicos porque sus dueños están sobreatareados, por lo que prefieren dedicarlas a la especulación financiera. En el caso de que los trabajadores pobres cobraran como corresponde, la economía popular se reactivaría mucho por las compras que harían ellos, pero faltaría capital para las grandes inversiones, por lo que habría que hacer fondos comunes de inversión, que se complementarían con la que hace el gobierno mediante impuestos.

martes, 6 de abril de 2021

De que hay que mantener el sistema social humano

 En la izquierda hay una tendencia a promover la crisis del sistema con la idea de que, si el sistema revienta, se hará la revolución, de lo que se opone al reformismo, porque se supone que el reformismo apunta a mantener el sistema, pero, si bien eso es cierto, no todo el reformismo se niega a superarlo, es decir, que hay un reformismo que además de mantener al sistema se propone su superación. La destrucción profunda del sistema le causaría mucho pesar al proletariado, así como a la militancia de izquierda, por lo que no es una buena opción, y es difícil argumentar a favor suyo ante los obreros pobres, porque, como son pobres, tienen poco margen de pérdida y la salud más en peligro. En eso hay un error de Marx, quien dijo que el proletariado no tenía nada que perder más que sus cadenas, lo cual no era cierto, ya que sus miembros, además de no ser esclavos, podían perder sus vidas, familiares, amigos y pertenencias, aunque fueran pocas. Entonces, hace falta buscar una combinación entre el mantenimiento del sistema y su superación, que dependerá del interés político proletario, es decir, que es necesario convencer al proletariado de que adhiera al socialismo, a lo que hace en parte menor, o sea, que su mayoría no es socialista, y cuando lo es suele serlo de forma moderada. La política antirreformista es autodestructiva, pero tiene sus razones, porque el reformismo también comete desastres, por lo que hay que buscarle una forma suficiente, que no será fácil de aplicar por la irracionalidad en curso.

lunes, 5 de abril de 2021

De la anarquía y el positivismo dominante

 El anarquismo se opone mucho al positivismo, el cual, en gran parte, es liberal, o sea, que es un positivismo que nos condujo a la crisis de ahora, y a veces lo recusa del todo, pero el positivismo, en sí mismo, es lo que se pone, es decir, que no es necesariamente monoteísta, y puede ser bueno. El positivismo al que estamos acostumbrados es francés y anglosajón, derivado de la reforma de la monarquía y de la revolución científica que concluyó en la industrial y la francesa, que inició al capitalismo de ahorro en dólares impresos en papel y retomó a la república. La revolución liberal recomplejizó la producción de fe monárquica en términos democráticos, pero no transformó lo suficiente al sistema social humano porque no contó con la verdad necesaria para hacerlo, dados sus prejuicios teológicos. Dentro suyo está el positivismo como vertiente filosófica, pero es un positivismo en particular, el de Auguste Comte y John Stuart Mill. No es el único posible, ni tampoco el negativismo es necesariamente malo.

De que para sancionar bien se tiene que contar con la razón suficiente

 Hoy en día se culpa a la justicia por sus malas sentencias, pero la sociedad no tiene la razón suficiente, por ejemplo en materia teológica, que está definida en base a la confianza. Para que la sociedad funcione bien, la sociedad tiene que tener la razón suficiente, y no sólo en esa materia, sino en todas.

Autocorrección sobre lo gayo

 El significado original establecido para el término "gayo" no es el del juego ni el de la joda, sino el del goce. La ciencia gaya es la ciencia del goce, pero entonces hay que evaluarle la calidad, así como el gusto. La prédica a favor del mal gusto pervierte a la ciencia gaya, aunque no del todo, así como causa mal arte y mala estética, pero tampoco la defensa del buen gusto es del todo verdadera, es decir, que se postula algún buen gusto aparente que en verdad no lo es, en mucho porque, como no se ordena la sociedad de una manera justa, la creación humana que se le asocia es muy dolorosa, o sea, que causa mucho sufrimiento, el cual es un sentimiento feo. "Goce" y "gusto" comparten su núcleo semántico. En una de esas haya un vínculo etimologico con lo lúdico, pero, en primer lugar, las raíces establecidas son diferentes: la hipotética de "gau" para lo gayo y la de "yek" para el juego. Como estas raíces son especulativas, puede que no sean del todo ciertas, pero también puede que lo sean.

 Cf. "gay", "goce", "gusto" y "juego" en Etimologías de Chile.

 Como el goce individual es social, ya que depende de su entorno, la ciencia gaya verdadera tiene que ser socialista, porque la justicia social es necesaria para el goce social, que hace al individual y se compone de él.

domingo, 4 de abril de 2021

Para las sanciones periodísticas

 Ya hay una ley que la obliga, pero le falta promoción, acceso fácil y que se sepa cómo usarla. Con la cantidad de difamaciones mentirosas que hay, los programas informativos debieran admitir sus faltas más seguido. Como el periodismo es un genero discursivo que influye mucho en la política, hará falta que sea correcto, para lo cual precisa de mecanismos de control social. Los jueces y juezas tendrían que evaluar si la falta comunicativa amerita una rectificación explícita, una multa o qué.

 Como los temas periodísticos son de interés público, cualquier persona con intención honesta debiera poder iniciar las querellas, aunque no protagonice las noticias.

La izquierda es algo perversa

 A consecuencia de las equivocaciones socialistas, entre las cuales las del antimoralismo maligno, que en parte es de cuño nietzscheano y que recusa a la moral en absoluto, sin reconocer que los buenos modales son necesarios para que la humanidad conviva bien, y que los malos modales también son morales, la militancia de izquierda adoptó malas actitudes, a las que deberá corregir por su bien y por el obrero, hasta por el de los pobres. La inmoralidad socialista perjudica hasta a los más vulnerables, porque la incapacita para la política, y sexualmente la frustra, así que se tendrá que adoptar una modalidad honrada. Tampoco es que el modelaje sea necesariamente maligno, ya que puede ser bueno. La moral es lo propio de los modos, como el modelaje y la modernidad, pero entonces no es buena por sí misma, ya que hay malas morales, de lo que hay que definir la buena, adoptarla y socializarla. Para algunas cosas es diversa, pero quizás no lo sea para todo.

 Para facilitarse la vida y socorrer a los más débiles, las tendencias de la izquierda deberán componerse bien entre sí, para lo cual, aparte de resolver los rencores personales de la militancia, tendrán que remediar su intervención militar encubierta y sus defectos doctrinarios, entre otros temas.

viernes, 2 de abril de 2021

Los feudos como federaciones

 La etimología no dice que "feudo" venga de "fe", pero igual hay que verlo, porque los feudos eran territorios comandados por los nobles, que a su vez respondían a los reyes, y puede que el modo de adquisición y préstamo de sus parcelas fuesen establecidos de acuerdo a contratos de fe monárquica. Los señores feudales fueron grandes terratenientes que cobraron con trabajos y bienes agrícolas, aunque puede que algo lo hayan hecho en monedas, pero, en todo caso, el arriendo no se pagó en billetes, que empezaron en China en el siglo VII pero se imprimieron en Europa recién en el XVII, antes de masificarse con la revolución industrial.

jueves, 1 de abril de 2021

De que el problema no es el capitalismo en sí, sino su modo de ser

 El capitalismo, como sistema fundamentado en la captura, no es malo en sí mismo, pero el modo que tiene sí lo es. El socialismo también se basaría en la captura, porque capturar es una actividad necesaria para los seres vivos, que competimos para hacerla, hasta las plantas, que captan luz solar, agua y minerales, y que a veces luchan a muerte por ellos. El mal modo que tiene la captura humana depende de nuestra ideología, por lo que hará falta que se resuelva bien el problema ideológico, aunque no baste con eso, porque, además, hay que hacer la redistribución propietaria que le corresponde, y eso entre los otros temas. El socialismo, con mala ideología, también fallaría, y fallará en el caso de que se imponga hasta que sea suficiente. Es lo que pasó con el mal llamado "socialismo real", que en verdad era gobernante y no era el único real, porque lo imaginario, como lo del socialismo utópico, también es real, y es lo que ocurre con sus sucesores en China, Vietnam, Corea del Norte y Cuba. Lo subjetivo también es real, porque es lo que está adentro de los cuerpos. 

lunes, 29 de marzo de 2021

Reacción de izquierda puede valer

 Alguna reacción tiene que haber para la liberación humana, porque nuestro sistema tiene facetas de mala evolución, o sea, que se las tiene que terminar, para lo cual algo hay que desandarlas, como en asuntos ecológicos, que demandan cierta involución de la tecnología, la cual sería buena porque, a consecuencia del decrecimiento de la tasa de ganancia, ésta se desarrolló compulsivamente, de lo que a veces sobra, hasta mucho. Hay que reivindicarla pero disminuirla, para que sea buena como debe ser. La técnica, como aptitud para obrar, se usa en toda la práctica, pero también responde a los imperativos sociales, que a su vez dependen de las morales nacionales, muy influenciadas por el clero, pero la compulsión económica tiene cierta autonomía relativa, aunque muy determinada por la política y los reclamos familiares. La técnica nos dio al tejido, por lo que no se la debe reprobar del todo, y hay que buscar que haya una que alcance para la dicha humana, que requiere de un trato bien medido para con nuestra naturaleza. La calidad de la técnica depende de la detentada por la concepción de la realidad preferida de la sociedad, por lo que habrá que acertarla lo que haga falta.

De lo público y lo privado

 Me parece que reitero de nuevo, pero la dicotomía entre lo público y lo privado no es absoluta, porque, por un lado, lo público se aparta, se privatiza en el sentido de que tiene sus compartimentos, aunque son de los menos refinados, y, por otro, lo privado tiene su popularidad, y de masas en el sistema vigente. El eje de la dicotomía es incoherente, porque lo privado es lo apartado y lo público lo relativo a los púberes, pero esa incoherencia tiene su cordura, ya que la crianza de adolescentes recientes lleva a interactuar más en sociedad que el reparo, que además es algo más propio de la vejez que de la juventud. Hay una asociación relativa entre lo privado y lo viejo, con su seriedad y solemnidad, y entre lo público y lo joven y alegre, pero también es injusto que el sector privado padezca sin necesidad.

domingo, 28 de marzo de 2021

Pieza y peso

 Las piezas vienen de los pedazos, y tanto pesan como se cobran en pesos. El peso mide lo que pesan las cosas tanto como su valor en dinero. Cf. "pieza" en Etimologías de Chile. Puede que la idea del pecado, en el sentido implícito de apropiación maligna, venga de la idea de las piezas, pero, de ser así, sería un concepto mal formulado, porque en verdad se referiría al pesaje maligno, encima entendido según los cánones clericales, que no son del todo verdaderos.

Sobre la admisión partidaria de las propias debilidades políticas

 Los partidos de izquierda tendrán que admitirse a sí mismos sus propias debilidades e impotencias, porque sus militantes deberán saber qué logros pueden pretender a corto plazo y cuáles no, así como entender qué condiciones se precisan para conseguir los objetivos imposibles de obtener pronto, de modo de operar la existencia de esas condiciones. La poca crítica hacia lo derechoso del proletariado y del pueblo les dificulta a los partidos el esclarecimiento de esta cuestión, lo que los lleva al aislacionismo, por lo que la exigencia al gobierno en parte se les falsea: se torna más perdedora que exitosa porque no siempre da cuenta bien de la base social. Además, a eso hay que completarlo con la crítica de la composición partidaria del gobierno, con sus tres poderes, cada cual amplio y detallado, y que en general está ocupado por el conservadursimo y el progresismo monoteístas, y agregarle la de la hegemonía empresarial y la de la política internacional, esas como vigas mayores, que tienen otras medianas y chicas, y más dimensiones importantes, como la ecológica y la feminista, es decir, que es un análisis difícil, pero cuando se lo manejara bien sería fácil de socializar.

De que el FMI no incumplió tanto su estatuto

 El informe reciente del Banco Central de la República Argentina sobre el préstamo del FMI tomado por la presidencia macrista, que fue legal pero fraudulenta porque traicionó sus promesas de campaña, dice que este fondo violó sus estatutos al otorgar un préstamo para la fuga de capitales, algo prohibido en su acta constitutiva, pero el acta, después de establecer que el organismo no debe permitir la especulación perniciosa, señala que serán brindados créditos así. De todos modos, el préstamo fue ilegal, además de estragoso.

sábado, 27 de marzo de 2021

La militancia de izquierda, para algunos temas, es más lenta que la burocracia

 La izquierda tendrá que rehacer su crítica a la burocracia, la cual no fue siempre bien cuestionada, con cierta crueldad a los empleados públicos, bastante injusta con asalariados, y sin reconocer las propias deficiencias. En sí misma, la burocracia es el gobierno de escritorio. La palabra tiene varias acepciones, porque "cracia" remite también al manejo, ya que refiere al poder. Es un término parecido al de "gracia", tanto en su significante como en el significado -en el significado menos, porque éste es más religioso y humorístico-, pero la etimología dominante vincula a este último con la alabanza, lo que puede que sea una definición complejizable. A la vez, el gobierno de escritorio puede referirse a los despachos ministeriales, a las oficinas de las instituciones públicas y hasta a las empresariales, así como al uso simple de mesas para escribir, pero esta acepción es poco usada. Entonces, la crítica a la burocracia no está bien definida. Tiene varios subtipos, como la que le hace la derecha, la de la izquierda y con sus subdivisiones y dislates. Referida al gobierno de las repúblicas, o sea, a las instituciones de los poderes ejecutivos, legislativos y judiciales, que llegan hasta las escuelas y hospitales financiados por los ministerios, la burocracia funciona mal porque está mal legislada, al ser falsa la concepción constitucional, pero tampoco es mala del todo. Hay cosas que hace bien, y sus trabajadores merecen que se las reconozca. También le pasa que tiene que dar respuesta a las demandas propias de esta época, de crisis capitalista tan aguda, con la pobreza social muy crecida a consecuencia de la acumulación entre pocos hombres de la mayor parte de las ganancias superavitarias, las que sobrepasan el nivel de la subsistencia, que un poco se extienden, en general, hasta entre los pobres, pero no como debe ser. En particular, tiene conflictos menores, los cuales importan, más porque en total son muchos, y se vinculan con las disputas políticas de corto plazo, que son unas cuantas, cada cual más o menos pesada, y cambian a diario mientras que algunas terminan y otras empiezan.

jueves, 25 de marzo de 2021

Para las querellas periodísticas y sobre la delación de la infiltración a las organizaciones progresivas

 No toda la ley gobernante sale por decretos, del parlamento o de las asambleas constituyentes, porque los jueces sentan jurisprudencia, que es gobernante porque el poder judicial es uno de los tres poderes del gobierno. Además, ya hay ley sobre el periodismo, por lo que, si bien hacen falta reformas y un tribunal particular, se pueden hacer querellas a la prensa, que serían precedentes para las que haya en el futuro y servirían para ordenar el desastre informativo vigente, lleno de noticias falsas, datos equivocados, explicaciones deshonrosas, operaciones encubiertas, complicidades delictivas, placas mal escritas y los demás fraudes del rubro, no todos los cuales son graves. El enjuiciamiento de la guerra legal, la llamada "lawfare", con su faceta de prensa, será necesario para encausar la lucha política por la vía pacífica y no por la de las armas, que es mejor que permanezca latente, a no ser que no quede otra opción, lo que hasta podría ser en ofensiva, pero eso en condiciones muy particulares, porque el ejército dominante es muy poderoso como para ganarle, es decir, que no se lo debe atacar mientras que no se lo pueda vencer con pocas pérdidas, lo cual debiera ser decidido abiertamente por el conjunto de las fuerzas revolucionarias, que no lo van a debatir porque están muy peleadas entre sí y para las que el pase a la clandestinidad es peligroso porque puede que estén infiltradas. Serían guerrillas con militares encubiertos dentro de sus filas, que les delatarían los planes insurreccionales ante el ejército constitucional. El pase a la clandestinidad llevaría a una política perdedora, y hasta podría ser fomentado por agentes infiltrados, como parte de una estrategia destructiva, que también se la puede ejecutar en períodos legales, por lo que los partidos socialistas deberán descubrir y denunciar su infiltración, que es legítima cuando es por razones de defensa estatal, pero que en general no lo debe ser. Los partidos de izquierda estarán en una posición política grave mientras que no se haya resuelto bien el problema de su intervención militar por parte del ejército y la policía ordinarios, lo mismo que los movimientos, por lo que también habría que querellarla, como parte de un debate social sobre el modo privado de tratar a las organizaciones populares.

 Un defecto de la recusación general al progresismo hecha desde la izquierda es que, como no se reconoce bien la relación de fuerzas, al no admitirse bien la adhesión proletaria a la derecha, a la extrema pero también a la moderada, la caída de las presidencias progresistas termina con reemplazos privatizadores, o sea, que es un deceso involutivo, cuando lo que se necesita para madurar la concreción del socialismo es uno de avanzada. No es que haya que optar por la revolución o la reforma, sino que hay que combinarlas como corresponde, de acuerdo a los factores importantes de la estrategia. A la vez, el triunfo de los conservadores le perjudica la vida a la propia militancia radical, por lo que no le conviene. Esta época, al menos en lo inmediato, tiene que ser de reformismo progresista, dada la exigencia política de la sociedad, que en su mayoría es de obreros pobres. La transformación más revolucionaria requiere que las masas demanden explícitamente al socialismo, lo que puede darse pronto en pocos países y se da en algunos con poca socialización de los grandes medios productivos, así como demanda buena articulación superestructural, por lo que hace falta una campaña para que se lo debata mucho, cuyo despliegue sería favorecido u obstaculizado por la presidencia que haya, que dependerá del voto universal, es decir, que la intención y la puesta del voto son condiciones ineludibles para la intensidad del cambio histórico. El voto, sea fraudulento o no, tiene un efecto por años, hasta que caduca su período de validez, por lo que, a corto plazo, establece regularidades fuertes, aunque tampoco absolutas, que se encuadran en la ley suprema, que también se transforma de a poco cuando no revoluciona de lleno, y unas pocas veces su validez se interrumpe, cuando el gobierno votado cae. La derecha extrema defraudó la democracia mediante las mentiras proselitistas, y la moderada sigue cumpliendo las leyes, no todas las cuales debieran ser obedecidas, pero también lo hace con apoyo popular, así que ahí hay una discusión a dar con parte del pueblo. Para una revolución con buen éxito hace falta complementar bien la infrestructura con la superestructura sociales, para lo cual falta mucho porque esa es una tarea social, pero ese mucho no se sabe cuánto es. A veces la historia cambia de repente, y otras no, y hay cambios medianos y son reversibles, pero igual hay que lucharle las cuestiones menores, ya que unas y otras se combinan y entrecruzan. Desatender las menores también impide las mayores. Para medir bien el tiempo de la política inmediata hace falta una crítica suficiente del conservadurismo obrero. Con una idea bien acabada de la política de cada actor social se debe poder procesar con buen suceso la modificación de la historia, pero esa sólo es una condición entre otras, a las que también hay que garantizar.

 Ejercer la presidencia bajo constitución socialista tiene el problema de que, como gran parte del pueblo o no es socialista o no entiende al socialismo tan al detalle como hace falta para que le aporte siempre de buena forma, la revolución impulsada desde arriba se dificulta, pudiendo caer, pero igual tiene que haber un buen impulso revolucionario desde arriba, al que habrá que definir bien. Una crítica política suficiente tiene que comprender bien tanto la infra como la superestructura sociales, y además haber sido bastante socializada. Recién entonces se podría implementar bien una socialización amplia de las grandes empresas, o sea, que la concreción del socialismo demanda de una etapa previa en que la ley mayor sea socialista sin que lo sea la economía, ya que la ley no basta para instalar el socialismo, pero es necesaria para plantearlo. La duración de este período depende de la resistencia de la derecha y de las fuerzas propias, lo cual se juega en las disputas más puntuales. Hace falta combinar bien los planos macro, meso y microhistóricos. Una tarea fundamental es la de refomar al ejército, ya que si éste no es socialista hay el peligro de sufrir golpes militares y una debilidad bélica constante, transformación que debiera apoyarse, en parte, en sus sectores moderados, que son los del progresismo liberal.

miércoles, 24 de marzo de 2021

Acerca de las medidas de gobierno y las encuestas

 Los gobiernos, para decidir sus políticas, tienen en cuenta las encuestas, que recogen la opinión pública, pero no debieran darles tanta importancia, por un lado porque son tendenciosas, según la ideología de la empresa encuestadora, que se plasma en ellas de algún modo, pero también porque el pueblo a veces se equivoca, y a la larga prefiere buenos resultados a que se le obedezca.

En defensa del posibilismo

 Al posibilismo se lo tiene como poco heroico y acomodaticio, como cosa burocrática y conformista, pero el posibilismo es necesario para la maduración de las condiciones revolucionarias. Hace falta combinarlo con el imposibilismo, ya que lo que ahora es imposible puede hacerse concretable si se le aproxima con lo posible. Para alcanzar lo imposible hace falta obtener lo posible.

Sobre la expropiación legal

 La expropiación legal no cuenta con mucho apoyo ni siquiera entre los pobres, que a veces hasta apelan más al robo, pero es la única forma de resolver bien la desigualdad social. Como se advierte poco lo criminal del modo de acumulación del capitalismo vigente, se reclama poco por el socialismo. La salida requiere que la sociedad asuma que la acumulación que hizo es perniciosa, incluso para sus supuestos beneficiarios -que padecen tanto la pobreza ajena como el sobrenriquecimiento propio-, y que entonces se la reordene como corresponde. ¡Vergüenza da la humanidad, que pudiendo vivir bien vive mal!

martes, 23 de marzo de 2021

Del gargajo y su nombre

 Para escupir los gargajos hay que mover la garganta como cuando se pronuncian las ges y las jotas, o sea, que la palabra que los nombra se parece al gesto que hay que hacer para sacarlos. La ge, dos veces presente en "garganta", es una letra que resuena adentro de la nuez. La jota percute el viento más arriba, por la campanilla.

La plusburguesía

 Antes caractericé a la clase dominante como capitalesía, pero este concepto es falso, porque no denota al exceso en la apropiación de capitales. Palabras verdaderas para nombrarla serían las de "sobreburguesía", "hípervaloresia" y "pluscapitalesía", a las que en algo se debe tener que reformular, porque no entiendo tanto de gramática, y que coexisten con otras expresiones parecidas, como las de "alta burguesía", "gran capital" y "empresariado superior", esta última que es ambigua, porque a veces designa, además de al empresariado alto, al mediano -que no es a lo que se refiere cuando se habla de la clase capitalista, un tema también algo mal semantizado-, pero algo partidario de la captura sí es, y un poco de sobra, ya que el nivel de apropiación debiera ser como el de la clase media baja, pero con buena calidad, lo que depende de que la sociedad sea más verdadera. En tanto que la humanidad captura, toda la humanidad se capitaliza y es partidaria de captar, pero lo hace de diferentes formas, alguna menos de lo que debe ser, otra tal como debe ser, aunque también con fallas, porque el nivel no es lo mismo que la calidad, y una tercera más de lo que debe ser, lo que es permitido por la ley, dando cuenta de su perdición. Para que la sociedad sea bien feliz la ley debe ser lo suficientemente verdadera, un tema vinculado con las cosmovisiones, que, además, inciden en las ambiciones de poder y de bienes de cada quien, por lo que pueden habilitar a que se autojustifiquen malas apropiaciones, las que también recibieron cierta licencia popular, aunque no exenta de represiones militares ni de seducciones, tampoco malas del todo.

 La humanidad, para ser más sana, tiene que fortalecerse menos, porque el trabajo hecho para ese fortalecimiento lesiona mucho, y una parte importante se usa en guerras innecesarias.

lunes, 22 de marzo de 2021

El conocimiento es una propiedad

 Entonces, no debe pasar que alguna gente tenga mucho y otra poco. Se lo tiene que repartir más o menos parejo. Es una propiedad subjetiva que tiene consecuencias objetivas y que se hace a partir tanto del propio cuerpo como del entorno. También se objetiva en obras, que lo representan y con las que se transmite.

De que, para que la democracia funcione bien, el pueblo tiene que encarar bien el problema teísta

 Como la concepción que se tenga determina a las prácticas de las que trata, para que la obra en común de la humanidad, que es su esencia, tenga buen resultado, nuestra sociedad tiene que gozar de una ideología suficiente, lo cual depende de la teología. Como la teología influye mucho en la política y en la economía, es necesario que sea impecable, aunque nunca lo vaya a ser del todo, pero para eso hace falta que la humanidad repiense su idea del universo y de la historia, con todo lo que eso implica en el examen de la propia vida, de la moral y de las faltas, las propias y las ajenas, y en el nacionalismo y las tradiciones, entre otros temas, o sea, que no es algo fácil de hacer, sino una transformación histórica macrosocial e integral, que ni siquiera está del todo bien planteada, por lo que sus seguidores cometerán errores, y hasta de los graves e irreparables si no se controlan como es debido, un tema que es propenso a fallar porque el ser humano es imperfecto, y le cuesta mucho admitir lo falaz de sus mistificaciones, entre otras necedades, como la del poder social y el enriquecimiento desmedidos, que se dan a la vez que la lucha de clases y la competencia política internacional, con guerra, hambrunas y enfermedades, entre muchos otros males. Para que haya una teología suficiente, la humanidad tendrá que cuestionar a la vigente, para descubrirle las falsedades, que coexisten con sus verdades importantes, y hacerlo tanto como para que el cuestionamiento baste para que a la realidad se la entienda tal como hace falta para que se goce bien la vida. En cierto sentido, el comunismo sería más pecador que el capitalismo, porque se da más a los placeres, pero bien logrado pecaría con menos producto, y eso entre otros requisitos, porque la lascivia, para darse bien, debe atender bien a los sentimientos personales, que se juegan mucho en las relaciones fornicantes, a las que se interpreta mucho desde paradigmas fetichistas, en particular el demoníaco, el cual se da en la izquierda como manera falsa de entender la divinidad y el lugar propio en el mundo, pero que también es cuestionado. La reducción de la producción humana será un requisito para el éxito del comunismo, porque la humanidad no podría funcionar bien con semejante nivel de fabricación, que además está mal repartido, porque se basa en un ideario de la existencia que tiene alguna falsedad medular, ya descubierta por la ciencia pero poco apreciada por la sociedad, y que está en línea con el plusvalor y la jerarquía de las clases sociales. Los negocios requieren de cierta autorización moral, que se vincula con el relato del clero, presente en la ley, pero de forma relativa. El progreso social, de todos modos, sucederá mientras que no se determine bien la cuestión teísta, pero estará incompleto y tendrá más penas, por lo que habrá que combinar las dimensiones revolucionarias.

 En Latinoamérica, el progresismo retomó los gobiernos de Bolivia y Argentina, no así el de Paraguay ni el de Honduras, de golpes de derecha anteriores al de Brasil, donde hace poco se declaró la inocencia de Lula, y al de Ecuador, este por traición interna y que quizás sea revertido en las próximas elecciones, pero sus gestiones no podrán tener mucho éxito si no concretan el socialismo, que es necesario para resolver la crisis aguda del capitalismo actual, en que las ganancias se acumulan estrepitosamente en pocos dueños de empresas, lo que causa un empobrecimiento generalizado que es permitido por la ley, pero, para concretar el socialismo, hay que tener una base social suficiente, además de una organización superestructural que funcione bien, lo que no es fácil de garantizar y sería atacado por el bando rival, cuyo éxito dependerá, en parte, de las propias fuerzas, que se ordenan según las ideas que tengan sobre la política y su estrategia, las cuales se vinculan con las religiones, es decir, que la religión incide en la política de las bases revolucionarias, para mal y para bien. "Lawfare" significa "guerra legal", algo parecido, pero distinto, a la judicialización de la política, que siempre está judicializada porque el poder judicial es uno de los tres poderes del gobierno republicano. Se refiere a los golpes conservadores nuevos, en los que el ejército no toma el gobierno como en los setenta y ochenta, pero participa del derrocamiento, en articulación con los tribunales, el parlamento, la prensa y las grandes empresas, lo cual opera con variantes por país y ejecutó una difamación falsa de algunos de los presidentes y candidatos progresistas para sacarles el cargo y reinstaurar las políticas más afines con el liberalismo ortodoxo de la aristocracia cristiana, de corte agustinista, que se mal enriqueció de a miles de millones de dólares estadounidenses defraudando a sus pueblos, los cuales todavía no ven mucho al socialismo como la solución necesaria para la pobreza, pero lo van intuyendo, y algo lo plantean, también con el riesgo de que se reviertan, y con insuficiencias. El planteo de Emir Sader en "El camino de salida del lawfare", publicado hoy en Página 12, omite un tema importante, que es el de que el pueblo cayó en la trampa difamatoria contra el progresismo por no tener el conocimiento político suficiente, de lo que tiene poca culpa, por lo muy atareado que está debido a la sumisión, lo difícil que es la política y porque está muy trampeada, aparte de por la falsedad general, pero de lo que tiene que hacerse cargo, porque es la única forma de que enfrente bien el asunto, una cuestión que se irá tratando a la larga si es que no pasa nada muy raro. En la democracia el pueblo es el factor principal para el gobierno, por lo que sus decisiones son centrales para la transformación histórica.

 El llamado "lawfare", en verdad, es un golpismo oligárquico perfeccionado, de tipo purista, una relaboración del golpismo militar de los setenta que apela menos al ejército por el descrédito en que éste cayera después de su última serie de gobiernos, pero en términos del mantenimiento de las injusticias del capitalismo se le parece, y hace a una fase posterior de la crisis en curso, con la irracionalidad acumulativa más desarrollada que hace cuatro décadas. El andamiaje jurídico y la correlación social de las tropas políticas que tuvieron los gobiernos de estos golpes nuevos es la misma que dejaron aquéllos. Hacen a formas extremas de la legalidad constituida, que fueron moderadas por el progresismo pero sin que se pasara a un orden suficiente para la coexistencia excelente, que tampoco sería del todo bien armónica.

 La persecusión conservadora no se acotó a autoridades y aspirantes al poder ejecutivo, sino que también involucró a dirigentes menores y a dueños de empresas de prensa, como los del Grupo Indalo. También, de distintas formas, se hostigó a la base militante del progresismo y la izquierda.

 El sujeto revolucionario es policlasista. No se acota al proletariado, tal como se lo suele entender -como la clase que menos cobra, con sueldos de subsistencia o poco mayores que ella, que es la más familiera-, porque se compone de quienes quieren la revolución, que provienen de las distintas clases, pero su mayor parte es de obreros pobres.

domingo, 21 de marzo de 2021

La pronunciación de la be larga y el beber

 Para pronunciar la be larga hay que juntar los labios y soplar de modo tal que se inflen y les traspase un poco de aire, un movimiento bucal muy parecido al de beber, en el que los labios también se entrecierran casi que del todo, dejando un canal horizontal abierto para que pase el agua. Esto no implica que cada letra tenga un nombre acorde con el gesto que se hace para pronunciarla, ni con los actos bucales más parecidos que tenga, pero puede ser un indicador para el estudio de la relación entre la letra, su pronunciación y su uso.

 Lo que se da siempre, aunque no de forma del todo exacta, es que el nombre de la letra suena tal como la letra: el nombre de la a suena como decir "a", el de la be como "b" y así. Primero se emitieron los sonidos y después se les puso nombre, por lo menos en general, y el nombre repite al sonido de la letra a la que representa, del todo -en las vocales-, o en algún tramo suyo -en las consonantes-. El idioma alfabético es fonográfico, es decir, que la escritura en letras repite el sonido del habla. Hay un símbolo para cada sonido discursivo estándar -hay otros, raros, que no tienen símbolo convenido-, a los que se conecta de manera consecutiva para representar el habla, lo que tiene un sonido mental, una representación mental del sonido objetivo del discurso, que no se oye, porque es interna, pero que suena como el discurso escuchado. También hay escritura visual, en que se comunica por medio de imágenes que se asemejan a las cosas a las que representan, como la egipcia antigua, y la china y japonesa, entre otras, como la árabe, que funcionan distinto.

Comentario corto sobre Borges y el peronismo

 El peronismo lo acusó a Borges de "gorila", refiriéndose a que fuera antiperonista, pero Borges fue un antiperonista moderado. Dijo que el peronismo no era ni malo ni bueno, sino incorregible, algo desacertado, porque no se entiende bien qué quizo decir con eso, pero al decirlo expresó una crítica pacífica, a lo que antes hubo tratado de monstruo, también de manera poética, y después criticó a la dictadura militar que persiguió y desapareció a una parte suya. Al final de su vida se declaró anarquista, o sea, que a lo sumo fue un antiperonista de ultraizquierda. Jorge Luis Borges fue un burgués de barrio alto. Vivió en pleno Retiro, en un departamento lujoso al que tuvo un poco derruido, donde hubo una placa de bronce con su nombre, atrás del palacio del ejército frente a la plaza San Martín, pero no fue dueño de una gran empresa, ni reaccionario, sino un gran literato mundial, oscilante entre una derecha y una ultraizquierda raras, quien tuvo sus dificultades para acertar el juicio, lo cual es normal y se nota en algunas de sus entrevistas, en las que respondió a preguntas políticas con juegos de palabras alegres pero evasivos, es decir, que entonces no planteó una crítica cierta, sino de festividad poco seria para el tema, de ludismo ficticio, sin que la sociedad pudiera disfrutar bien de los beneficios del orden, lo que persiste hoy en día. Sin embargo, le dio placer a su sociedad. Fue un gran escritor argentino, de los mejores de la historia humana. Tampoco podía brillar en materia política tanto como lo hiciera en literatura. Es mucho pretender, que él fuese tan buen político como escritor de ficciones. Su literatura tiene esa ambivalencia, porque es tan grande como los problemas que la sociedad tiene que resolver, luego de su muerte, para vivir como se debe. Creo que lo mejor que se puede hacer para su recuerdo es cambiar al mundo lo que hace falta para que la humanidad viva tan bien como fueron de buenos sus escritos, tampoco del todo buenos, porque sus errores políticos se notan en la obra, pero esos errores no estuvieron del todo desprovistos de cierta legitimidad. Respecto al peronismo, no sólo él lo defenestró, sino que también fue a la inversa, y en parte porque se siguieron críticas falsas, de lo que se pelearon con alguna ignorancia, que se mantuvo hasta la última dictadura, a la que Borges primero festejó y después recusó sin tanta fuerza, pero sí mencionando que hubo 30 mil asesinados, muchos de los cuales fueron peronistas. Hizo una obra literaria de una calidad difícil de medir, de tanta que es, en una sociedad que padece una crisis mundial severa a consecuencia del fingimiento, pero este fingimiento en poco responde a su obra. Creo que él hizo una ficción muy celebrable, aunque con faltas políticas graves, en un contexto de gran crecimiento y crisis del mundo humano. Quizás el problema sea que fue demasiado grande, así como es demasiado grande la acumulación de las propiedades de los barrios ricos, pero eso fue culpa suya en poco, porque lo individual es social y existe coercionado, por ejércitos y militancias menos armadas.

El celibato es un crimen

 Piénsese, por ejemplo, en las mujeres que se enamoran de los curas, pero que casi nunca pueden concretar su enamoramiento en relaciones fornicantes de manera abierta, por la prohibición de copular que tienen las congregaciones eclesiásticas, y lo mismo pasa con las monjas, y en sentido homosexual, pero no es cosa de abolir las castidad extrema de mala forma, por lo que el tema deberá ser debatido en extenso por la sociedad, que tiene muchas reticencias el respecto por lo que adhiere a la ley, que es clerical porque es constitucional, siendo que el clero es una de las instituciones más importantes del estado, a la par del gobierno y de las empresas privadas. El constitucionalismo es lo propio del juego entre las instituciones, que son las sedes, no sólo las grandes, o sea, que también regula sobre los sitios menores de las naciones sedentarias, y sobre las migrantes cuando pasan por ellas, que también se asientan, como así todas se mueven algo. Es un conjunto de hechos civiles, en el sentido de asentados, de mucho sentarse, porque los sitios se definen por el asiento, que es donde se sienta, lo que, después de hacerse desnudo y a la intemperie, se empezó a foguear, antes de que se construyeran casas, primero de palos y cueros, antes que de adobe y piedra, los cuales se combinaron hasta la arquitectura actual, que además de metal les agrega vidrio, plástico y muchas otras cosas. El celibato, como abstinencia de cópula, le da pena a los enamorados de los célibes, por lo que se debe reconocer bien ese amor y darle cauce de manera honesta, lo que no debe implicar siempre que se concrete la cogida, porque se corre el riesgo de coger mal, es decir, que la sociedad tiene que evaluar bien al hecho y los partícipes las consecuencias, lo cual se haría fácil si se superara al fetichismo, que depende de una decisión social, ya que la sociedad es la que lo crea y sostiene. Entonces, para que la humanidad se ame bien, se tiene que rever bien el fetichismo, porque, si lo mantiene, no puede ordenar bien sus actos, con las consecuencias fatales y destructivas que eso tiene, que suelen ser de mala destrucción. Es una cuestión reformable pero que puede ser mal transformada, por lo que hay que ver cómo cambiarla, además porque le causaría una crisis muy fuerte a los propios sacerdotes, que tendrían que repensar y rehacer su vida de repente.

 La concreción del enamoramiento en relaciones sexuales de contacto cuerpo a cuerpo tiene que darse pocas veces, si es que alguna, porque se enamora muchas veces por día, de varias personas, y concretar todo ese deseo, además de imposible, sería desastroso, pero hace falta que la sociedad sepa más de ese sentimiento, para que lo procese hablándolo, lo cual depende de la economía que se tenga porque la economía hace a muchas de las tareas que se ejecutan a diario, como también responde a la política y a las demás instancias sociales.

viernes, 19 de marzo de 2021

Propuesta alimentaria

 Hoy en día está poco restringida la ingesta de gluten, porque la población celiáquica detectada es muy poca, como el 1,5% del total, pero hay más gente con síntomas celiáquicos leves, alguna indetectada y otra considerada como intolerante al gluten, que se banca bien ciertas cantidades pero no otras, por lo que necesita reducir la cantidad ingerida de gluten. La gliadina, una proteína del gluten, es tóxica, por lo que, cada quien que come gluten, la tiene que procesar, lo que no es fácil y requiere de sustancias gástricas, de las que puede que el cuerpo no cree las suficientes, por lo que hace falta que no se fuerce demasiado la capacidad gástrica para anular la toxicidad de la gliadina, cuestión que depende de la cantidad de gliadina que se ponga en el sistema digestivo. Entonces, habría que hacer un alerta alimentario, con cierta dosis general, sobre todo para los alimentos más glutémicos, como el pan, las pastas y la cerveza.

 El cuerpo, ante la intoxicación por gliadina, interpreta que tiene una infección, por lo que crea muchos glóbulos blancos que no tienen gérmenes a los que atacar, de lo que terminan agrediendo la vellosidad intestinal, que absorve nutrientes, y los cartílagos, de lo que se causa desnutrición y problemas de cartílagos. La desnutrición puede persistir por décadas, ya que el cuerpo de celiaquía leve soporta la gliadina, aunque de forma poco buena -con dolores, debilidad y trastornos sociales subsiguientes-, por lo que se le daña la vellosidad intestinal, que se recupera y persiste atacada periódicamente por glóbulos blancos creados por error, por una mala interpretación del sistema inmunitario, lo cual se le terminaría a algunas personas si no ingirieran más gluten del que pueden bancarse bien.

 Hace falta buen régimen para la ingesta social de cereales glutémicos, lo mismo que para cada alimento, ya que cada cual tiene sus males si es mal consumido.

 Cuando se da la enfermedad autoinmune, en la que el sistema inmunitario ataca al cuerpo que lo genera, es como un suicidio inmunológico, hay una perversión en la comprensión de la realidad que hace que los glóbulos blancos, en lugar de defender a su creador, lo ataquen, de lo que hace falta reordenarlos, pero para eso el cuerpo tiene que tener ganas de vivir, lo cual depende de su capacidad para autocontrolarse bien, cuestión que a su vez responde en parte a sus condiciones objetivas, es decir, a sus bienes y a su especie, entre las otras cosas. La enfermedad autoinmumne es autoagresiva, como si el sujeto quisiera matarse a sí mismo, cosa que hace por medio de los glóbulos blancos, que confunden, en el caso de la celiaquía, a la intoxicación glutémica grave con la infección de microrganismos, ambas en que se manejan espirales complejos, pero de distintas categorías, ya que unos son subgénicos y los otros génicos, porque tienen redondeles tubulares en el centro de las tiras helicoidales, que determinan propiedades acrecentativas y reproductorias. Como la práctica individual es social, para que sea exitosa hace falta que la sociedad la proponga bien, lo cual depende de la razón que se tenga, pero hay una parte de la práctica individual que es más o menos independiente de la especie, desobedeciendo a algunas de sus coerciones, que también responde a otros temas pero de un modo distinto, menos cohibido, entre los cuales está la propia voluntad y el propio discernimiento, creaciones tanto sociales como individuales que influyen en y son determinadas por su exterior, a la vez que propias de los seres vivos, de generación pretérita y hasta surgidos de lo inerte. Esa práctica, más liberada, no es sí o sí buena por ser más libre, por lo que se tiene que pensar en cómo hacerla, para que no salga mal, y, en términos sociales, es una práctica colectiva, por lo que su rendimiento depende de la razón social.

jueves, 18 de marzo de 2021

Esperar la vacunación y aislarse mucho

 Acaba de dar una conferencia de prensa el presidente argentino, Alberto Fernández, en la que explicó que la vacunación en gran escala de este país se demoró por la enorme demanda internacional de la vacuna, ya que esta nación ansía mucho estar inmunizada, pero la pandemia es mundial, por lo que no sirve de tanto sanitizarse en un país, porque existe el contagio interfronterizo y las cepas nuevas, para las que las vacunas desactualizadas son menos efectivas. Entonces, hay que vacunarse a la par del resto del mundo, pero para aguantar bien hace falta que se encierre mucho, por lo que hace falta prohibir todas las actividades de socialidad próxima que sean prescindibles. Haciendo así se anularía el contagio social, pero el pueblo no lo acepta lo necesario para que el gobierno lo imponga sin dificultades, de lo que la solución más fácil se hizo imposible, pero, sin embargo, se puede alcanzar pronto un mayor o menor aislamiento. Será urgente definirlo bien, y cuanto antes se lo haga mejor saldremos. El pueblo tiene que saber que con un encierro grande la infección social se reduciría tanto que, al tiempo de iniciarse, se podrían reabrir las actividades, muy de a poco pero con el virus controlado, y con la vacunación más adelantada. Después, habría que continuar las actividades mínimas mientras que se testea el rendimiento de las vacunas y se diseñan y aplican las actualizadas, que podrían perder efectividad si el virus mutara de nuevo pero que le darían a la población una mejor preparación para enfrentarlo, que se agregaría al aprendizaje inmunitario dado por contraerse al virus. Hay que pensar una estrategia que contemple que el virus puede mutar varias veces, por lo que se tendría que preparar a las naciones para una disciplina estricta por tiempo indefinido, en principio de un año, o dos, que podría relajarse en cuestión de pocos meses si se controlara la infección social con la reclusión intensa.

 Si la sociedad lo tolera bien, se debiera cerrar mucho hasta que los distritos llegaran a ningún caso por día, y entonces reabrirlos de a poco, con encierros selectivos cuando reaparecieran enfermos, pero, si no se puede llegar a eso, igual la reclusión general serviría para que haya pocas infecciones, menos que las actuales, o para que no aumenten tanto, que es la peor opción entre las tres y la más fácil de obtener, pero que tampoco está garantizada, es decir, que nos puede ir más mal aún. Para eso hay que diferenciar la opinión popular respecto a la política del gobierno de las tomas de postura de la prensa macrista, que no necesariamente representa bien al electorado de Juntos por el Cambio. Hará falta exigirle bien al pueblo que se pronuncie por una opción segura para su salud.

martes, 16 de marzo de 2021

De que se critica mucho al gobierno y poco al pueblo

 En la democracia el gobierno es popular, por lo que, para que la democracia funcione bien, hace falta tanto que el gobierno gestione bien como que el pueblo se politice bien, y aún así eso sería difícil porque el problema es internacional, es decir, que atañe a los gobiernos y pueblos del mundo, pero es la única forma de que la humanidad tenga un orden social excelente.

lunes, 15 de marzo de 2021

El romanticismo y Roma

 El romanticismo no es el arte popular. Eso es el folclore. El romanticismo es lo relativo a Roma, sea como sea, pero se usa mucho la acepción referida al arte popular latino, de características muy pasionales y extendido por el mundo, con su idiosincrasia y la templanza de su clima, más cálido que el norte europeo y más frío que el africano, el indonesio y el americano ecuatorial. Que se inspire en Roma para hacer obras de arte no es necesariamente malo, pero tampoco es bueno por sí mismo, así que el problema no es el romanticismo en sí, sino su modo, que se tiene que componer bien con el reconocimiento de las otras ciudades grandes.

domingo, 14 de marzo de 2021

El arraigo institucional para la lucha de clases

 Una parte importante de la lucha de clases es su faceta legal, que requiere de sedes jurídicas en las que se tramiten los juicios, por lo que la izquierda deberá superar su antiinstitucionalismo, para poder interpelar al poder judicial y para detentarlo. Cierto antiinstitucionalismo corresponde, pero no debe ser absoluto para ser justo. La izquierda debe honrar las instituciones, en el sentido de hacerlas buenas, ya que no lo son como se debe, cosa que obedece mucho a la falsedad de la concepción de mundo hegemónica, que se plasma en la ley como precepto máximo y que en ocasiones se usa para justificar la delincuencia aristocrática, como la de las dictaduras militares latinoamericanas de los ´70.

Dos reformas pendientes

 Una, que faculte  a destituir a los gobiernos que incumplieran sus promesas de campaña, a no ser que lo hicieran por motivos válidos. La otra, una que permita enjuiciar fácil las mentiras periodísticas, con un tribunal y un código específico, pero, más que de derecho periodístico, debiera tratarse de derecho de prensa, porque así podría abarcar a la publicidad, que también necesita controles, y a los demás géneros de la comunicación mediática.

De que el marxismo estima de más al proletariado

 Como no le reconoce bien todas las faltas, a veces lo idolatra, pero, para cumplir su cometido, el marxismo tiene que tener una idea completa del proletariado. Para lograr su liberación, se le tiene que reconocer la maldad y la derechidad, porque eso permite evaluar a qué política está dispuesto, como sujeto contradictorio, lo que influye mucho en las posibilidades de concreción del socialismo en lo inmediato. El proletariado es un actor de política compuesta, con varias tendencias de derecha a izquierda adentro suyo, que cooperan y luchan entre sí mientras que cambian. Entonces, se divide en grupos políticos con afinidades y disensos, internos y externos, los cuales son tanto estables como críticos, con una conservación que puede durar por mucho tiempo y de repente modificarse desde la base, o transformarse de a poco durante períodos medianos, y de otras formas, según la historia que tengan, pero, incluso siendo así, hay que entenderlos bien para desplegar la estrategia, porque hacen a los enemigos, aliados y a la mayoría del bando revolucionario, que se define por adherir a la revolución antes que por cuestiones de clase, teoría y demás, de lo que hay que analizarle la calidad, ya que lo revolucionario no siempre es bueno. Tener una comprensión suficiente del proletariado es necesario para postular una estrategia con buen éxito, y no es su única condición. Además, se tienen que articular bien todas las asociaciones internacionales de izquierda, relacionarse sensatamente con el progresismo liberal y que se dé buena respuesta conjunta a un montón de temas de coyuntura, y eso entre otras cuestiones. Parece imposible, y lo será hasta que se le encuentre la salida.

viernes, 12 de marzo de 2021

Los carpinteros reventados

 La crítica a la burguesía tiene la rabia de quienes se rompieron las vértebras con la carpintería, pero después incorporó muchas otras, y ya tenía otras desde antes. La carpintería fortifica, pero causa una crítica muy dura, por la dureza de sus golpes. Como la gente se lesiona, después critica fuerte, por el dolor de los traumas.

Sobre el femicidio

 El femicidio es el asesinato de mujeres. Sea o no que se las mate por ser mujeres, si se mata a una mujer, se comete femicidio, aunque caer -a lo que remite la parte de "-cidio"- no es lo mismo que matar, de lo que habrá que reformular el término. En los femicidios actuales, la razón mental de los asesinos, con la que se justificaron su cometido, no debe haber sido que las víctimas fueran mujeres, sino sus ideas sobre los conflictos particulares que tuvieran con ellas, a las que se debe descubrir, pero igual fueron femicidios porque se mató a mujeres. El hecho de que sean mujeres influye porque, como en general las mujeres son menos fuertes para pelear que los varones, los femicidas pueden haberse aprovechado de esta ventaja de manera conciente, pero esa es una razón mental secundaria para los asesinatos, que tuvieron y tendrán otras causas específicas, a las que se debe identificar en grupos sociológicos para plantear una política policial tanto punitiva como preventiva, y que no podrá tener suficiente buen éxito si no se resuelve bien el problema de la mistificación matrimonial, tanto como la opresión laboral, que también influye mucho en las peleas domésticas, y así como esos hay más subtemas.

miércoles, 10 de marzo de 2021

¿Será disperso y concentrado?

 Hay un debate sobre si el poder está concentrado o es disperso. En la discusión universitaria ganó la postura foucaultiana de que está disperso, la cual recusó a la leninista, que propugnó que se concentra, pero se sigue hablando como si el poder fuera el gobierno y como si el gobierno se compusiera sólo del poder ejecutivo. El poder, como es la capacidad, está disperso en toda la sociedad, pero también se concentra en las instituciones, entre las cuales las del gobierno, que se subordinan relativamente al capital trasnacional, que se basa en las asambleas constituyentes y en los tratados internacionales, instancias de mando superiores y equivalentes a la presidencia, el parlamento y la justicia.

La alta burguesía como clase enferma

 La burguesía más alta, a la que la izquierda le suele decir "burguesía" a secas, la clase más partidaria de la captura, padece de una híperpropietarización muy desarrollada, lo que la trastorna para mal. El manejo de tantas propiedades, la superioridad social extrema y la privatización exacerbada, entre otros temas, le impactan para mal en la salud. Es una clase que tendrá que aprender que, para ser bien feliz, se debe socializar bien su propiedad excedente, pero además la sociedad tendrá que honrar su producción, porque de otro modo el modelo fracasaría. La producción tiene relación directa con la teología, porque la teología determina al discurso, aunque de forma relativa y algo recíproca. También pasa que una parte pequeña del empresariado más enriquecido no vive en las ciudades grandes, hayan sido fortificadas o no, sino en sus alrededores, pero sí goza de las técnicas y productos desplegados a partir de la fortificación de las urbes germanas medievales, que tuvo correlatos civiles en su época por fuera de Germania y tiene antecedentes antiguos, y que se perfeccionaron muchísimo desde la revolución industrial hasta ahora, además de expandirse su modelo por todo el mundo.

 La desigualdad en clases sociales enferma a toda la sociedad, no sólo a la clase baja ni a la media, y responde a la falsedad conceptual, porque a la apropiación se la guía con las ideas, que son tanto cosas como propiedades. Entonces, hace falta legislar bien la apropiación, en particular la del capital sobrante, pero para eso hay que concebir bien la realidad.

 La pluscapitalesía, es decir, la clase más capitalizada, padece de mucha sobrealtura social, con su consecuente privatización extrema, por lo que no puede entablar relaciones fraternas con muchos hombres, tanto mujeres como varones e intergéneros, lo que es una enfermedad sociológica, y además padece el terrorismo religioso -que es cuando los mitos clericales asustan mucho-, las reprensiones mal medidas a las faltas, la competencia económica, la lucha de clases, la crisis marital, los fracasos en la crianza de los hijos directos y la puja política internacional, entre otros temas, como la insatisfacción sexual, los disgustos y rencores de las amistades y la pena y las peleas amatorias, o sea, que tiene una vida ardua de mantener, pero expropiarla mal sería un crimen histórico, de consecuencias graves para la liberación humana, por lo cual hay que definir bien el modo de la expropiación, para lo que hace falta buena lógica y teología verdadera, en particular para el proletariado, porque, como el proletariado es el sujeto principal de la revolución socialista, y se politiza según sus ideas, las que tenga sobre el origen del universo influirán en las políticas, pero además porque, si el proletariado cuestionara mucho a la teología vigente, eso repercutiría en la clase alta, forzándola a rever sus principios religiosos, que tienen muchas derivaciones en materia moral y de los derechos civiles por su incidencia en la ley y en la razón.

Las feromonas como mensajes flotantes

 Las feromonas son hormonas a las que los vivientes expulsamos para comunicarnos a la distancia. Son cosas, moléculas compuestas con forma de hélices, que los cuerpos vivos expulsamos y recibimos, con las que entablamos una comunicación poco conciente, más emocional e intuitiva que inteligente, pero también inteligente. Son cosas a las que sentimos, porque nos tocan la piel, se nos meten adentro al respirarlas y reaccionan en nuestro interior, causando sensaciones a las que se piensa. Son mensajes en el sentido de ser emisiones y, si bien no son palabras, se vinculan con ellas porque hacen a nuestros pensamientos. Son mensajes no lingüísticos, de gestación previa al desarrollo del órgano bucal al que llamamos "lengua". 

 En verdad, no se sabe si la humanidad se comunica con feromonas. Se sabe que las tienen desde bacterias hasta mamíferos, exceptuando a primates, pero no sería raro, porque los primates descendemos de roedores.

martes, 9 de marzo de 2021

Del hipercriticismo socialista

 El socialismo peca bastante de hipercriticismo, o sea, que es demasiado crítico. Debe serlo menos, pero de una crítica suficiente para entender bien la realidad. Luego, tiene que transformarla bien, pero, como la evolución histórica es social, se necesita que sea la sociedad la que lo haga, para lo cual ésta tiene que comprender porqué el socialismo es necesario para resolver la crisis humana, a cuál se debe concretar y cómo hacerlo. El núcleo revolucionario es obrero, no está del todo garantizado, se contraría entre sí y es entre mediano y chico, y sin complementos en las otras clases la revolución se impide o dificulta, es decir, que el socialismo tiene que solucionar bien sus contradicciones internas, de las que dan cuenta las impugnaciones entre las internacionales y los disensos extremos al interior de cada una de ellas, así como acertar una política de conciliación de clases que faculte al socialismo, una conciliación que sería relativa, no estaría exenta de belicosidad, a la que entonces se tendría que definir bien para que la política no se vuelva perdedora. Ni ganar de cualquier modo tendría éxito, ya que el mal triunfo hace perder. Llegado a un punto hay que negociar con la clase dominante, pero entonces habría que ganar bien la negociación, que estaría condicionada por el contexto militar. En verdad, si la clase dominante entendiera bien lo que es el socialismo y a qué aspira, aceptaría su deceso, porque sabría que le conviene para ser feliz de verdad.

lunes, 8 de marzo de 2021

El empresariado mediano y la delincuencia pobre

 La desigualdad económica vigente lleva a que haya crecido mucho el lumpenproletariado, que es el más dado al robo menor, de lo que los empresarios modestos sufren más hurtos comunes que antes, identificando poco al robo legal, que es el de la plusvalorización de las grandes empresas, en especial las financieras, de lo que buscan mucho que el gobierno reprima el delito de los pobres con la policía. Entonces, hace falta que la clase reconozca bien lo injusta que es la ley constituida, ya que permite un robo de gran escala que le empobrece la clientela y a muchos de sus conciudadanos, de igual modo que el socialismo necesita que el lumpenproletariado lo suscriba, como así gran parte del proletariado modesto. El empresariado medio tiene que entender porqué le conviene el socialismo, aunque éste lo maltrate, lo que habrá que terminar, ya que el maltrato socialista hace perder al socialismo, que por eso necesita honrar algunas de sus relaciones, que tampoco dejarían de ser críticas. El problema de la pobreza sólo se puede resolver suficientemente con los ahorros del gran capital, así como los grandes capitalistas sólo pueden resolver bien su híper-propietarización con la socialización de sus excedentes, que entonces tiene que ser más o menos justa, pero además faltaría establecer una acumulación igualitaria, una que sea pequeña pero que alcance para que se disfrute bien la vida, cuestión que también depende de la idea que se tenga de la historia.

Conjetura teísta y laboral

 En la palabra "chango", que suele remitir a los trabajadores pobres, puede que se exprese la disyunción teísta, porque la de "dyango", sinónimo de "chango", es parecida a la hipotética de "dyeu", es decir, que podría haber una relación lingüística entre los vocablos primitivos para referirse a los dioses y los que usamos para nombrar a los trabajadores comunes, que a la vez que son los menos dados a cumplir las normas estrictas de las iglesias son los peor remunerados y los más demonizados. "Chango" remitiría no a cualquier tipo de dios, sino a los dioses bajos, como los dichos "pobres diablos", con el "-ango" como terminación despectiva. Los atareados de clase alta serían los divinos, quienes más cumplen y aparentan cumplir las reglas instituidas, y quienes más adquieren capitales, en particular los dólares, que pretenden ser monoteístas: cuando dicen "In God we trust", tanto expresan confianza en el dios protestante como equiparan la fe con la empresa, que es un modo refinado de entender las tareas.

domingo, 7 de marzo de 2021

La revolución socialista dependerá de la política obrera

 Como la clase obrera es mayoritaria por mucho, y en general las elecciones de masas, cuando las hay, son polipartidarias, la revolución socialista dependerá de la política obrera, en particular la de sus opciones partidarias, por lo que será necesario que los partidos socialistas convenzan a los trabajadores de que el socialismo permitiría resolver bien los problemas históricos presentes, todavía de manera insuficiente -habría que aclararlo, para no hacer falsas expectativas-, porque le faltaría, al menos, la socialización del gobierno y la de las iglesias, temas debatibles y que serán necesarios para que la humanidad tenga una producción justa y sea feliz como debe. La cuestión es cómo luchar por la reorganización productiva que hace falta para que la especie sea justa, aunque no del todo, para consigo misma y para con las demás especies, vivas o no, algo relativo a la concepción de mundo a la que adhiera. La lucha revolucionaria debiera ser segura para sus militantes, y ayudarles a ser bien felices, por lo que, si eso no se da, hay un problema con el método de lucha, al que entonces hay que corregir. Primero hay que identificar la falla, después hay que entenderla y por último arreglarla, y habrá que hacerlo rápido, porque la resolución de la crisis humana dependerá de esa entre otras cosas. Cuanto más la humanidad tarde en resolver bien su crisis, más sufrirá y más explotará a pérdida, así que será preciso que nuestra especie asuma y admita sus errores lo suficiente, una actitud a la que no es muy dada por nuestra obstinación, en parte ligada a la soberbia de especie, que se subdivide en clases y en credos y a la que se tiene que reconocer bien para operarla bien. Como las ideas de la clase dominante son, en parte, las de las clases dominadas, que el proletariado sea socialista impulsaría mucho que la clase dominante caiga y repiense sus ideologías, pero entonces tendría que caer bien, ya que bajarla mal haría fracasar el proyecto, demorando la resolución suficiente de nuestra crisis productiva. Como la producción es discursiva, porque se la ordena con el discurso, se hace necesario que la ideología humana sea muy verdadera, lo cual depende mucho de la teología, porque la inteligencia hace a la ley y se conduce según adhesiones religiosas. Sin teología verdadera, no puede haber producción exitosa, así como no la puede haber sin la socialización de los medios productivos, que tampoco debe darse de cualquier forma, ni ser absoluta.

sábado, 6 de marzo de 2021

De que la desigualdad es natural

 En la izquierda la idea de que la desigualdad es natural causa repugnancia, pero la desigualdad es natural, en el sentido de que es una característica de seres naturales. La desigualdad humana, también es una de seres nacidos, pero eso no la justifica. El tema no es si la desigualdad de la sociedad humana es natural o no, sino si es o no justa, y cómo reordenarla, en vez que terminarla, ya que algo de desigualdad tiene que haber, pero en el marco de una igualdad general.

viernes, 5 de marzo de 2021

El coronavirus, ¿mea y caga?

 Saberlo serviría para entender qué pasa con la sangre al infectarse, ya que, si el coronavirus miccionara y excrementara, la sangre se espesaría más de lo normal por adquirir sus desechos, con las consecuencias que eso tendría en la salud de las y los enfermos. Al espesarse tanto la sangre, al corazón le costaría más bombearla, y podría hacerlo con falta de oxígeno por la neumonía. Lo mismo vale para la respiración y la ingesta viral, ya que ambas tienen consecuencias en nuestro cuerpo.

 Como el humor son los líquidos del cuerpo vivo, que determinan el estado de ánimo, la infección coronavírica causaría mal humor por intoxicar la sangre de los organismos a quienes colonizara, no sólo con sus expelencias, sino con su presencia misma cuando es dañina, que implica que el flujo sanguíneo, además de llenarse de viruses, se cargue con restos de tejido muerto, cadáveres de glóbulos blancos y demás microorganismos y partículas que perecieran o quedaran dispersas durante el combate a la infección, a los que se elimina con el excremento y el pis, y quizás al escupir, y con las flemas. También puede que algo de eso salga con la transpiración, así como debe ser con el vómito, los erutos y los pedos. 

martes, 2 de marzo de 2021

"Fenómeno" es "brillo"

 La palabra designa al brillo. Es el sustantivo de "brillar". El "-meno" es un sufijo sustantivante de "phainein", que es "brillar". Cf. Etimologías de Chile. De ahí que se le asocien más las connotaciones visuales que las de los otros sentidos, un problema para la fenomenología. A la fenomenología le cuesta entender las cosas en sí mismas porque es muy proclive a concentrarse en sus apariencias, precisamente por atender a su brillo. El brillo de las cosas sale de las cosas, pero no es las cosas de las que sale, sino su emanación. Permite conocerlas con la vista, y es algo en sí mismo.